PPdeG y PSOE se alían en sus demandas al Gobierno y en el autogobierno frente a la "recentralización"

Unanimidad en la votación del Debate sobre el Estado de la Autonomía
EUROPA PRESS
Publicado 11/10/2018 19:43:29CET

   Los socialistas, que tenían su propia propuesta de Memoria Histórica, se descuelgan del PP en la iniciativa sobre abrir fosas del franquismo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El cambio de color político en el Gobierno del Estado y las grandes diferencias entre socialistas y populares en ese contexto han pasado por encima del Debate sobre el Estado de la Autonomía. En el día en que se conoce un acuerdo de PSOE y Unidos Podemos para los presupuestos generales en Madrid, en Galicia los populares han logrado que el PSdeG le apoye casi el 42 por ciento de sus propuestas, a lo que hay que añadir otros acuerdos conjuntos.

   Con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno central, el debate en el Congreso sobre la titularidad de la AP-9 quedó desbloqueado, pero frente a la primera posición unánime que incluía la posibilidad de rescatar la autopista para la administración pública, socialistas y populares se quedan ahora en únicamente reclamar el traspaso para la comunidad.

   También se han aliado al ratificar los plazos del AVE. Es decir, el último dado por el Gobierno de Mariano Rajoy (en 2019 en pruebas) y refrendado, después, por el propio Pedro Sánchez y el ministro José Luis Ábalos al Gobierno que preside Alberto Núñez Feijóo. En Marea votó en contra, mientras que el BNG se abstuvo.

   Al margen de las reclamaciones al Gobierno central, PPdeG y PSdeG han escenificado su visión conjunta del modelo de Estado con un consenso explícito sobre el autogobierno y la fórmula territorial actual, frente al debate de la recentralización que el propio líder de los populares nacionales, Pablo Casado, planteó en materia educativa, eso sí, para las comunidades "no leales".

   Este matiz fue incorporado a la iniciativa de defensa de autogobierno que propuso el PSdeG y que finalmente salió refrendado con los votos de los populares. "El Parlamento de Galicia insta a la Xunta a oponerse a cualquier proceso de recentralización de funciones o competencias de aquellas que ejercen el autogobierno de acuerdo con el principio de lealtad constitucional a la Administración general del Estado", reza la declaración de populares y socialistas.

VISIÓN TERRITORIAL

   "El Parlamento de Galicia reafirma su defensa del modelo de estado social, democrático y de derecho reconocido por la Constitución española de 1978, así como del modelo territorial descentralizado desarrollado a través de ella", recoge parte de uno de los textos aprobados conjuntamente por PPdeG y PSdeG, que concluye con una petición a la Xunta: "Que se dirija al Senado para la "reactivación de los trabajos de la ponencia constituida en su seno para abordar su reforma".

   El propio Feijóo durante su discurso inicial del debate de política general confesó que desearía que se reactivasen estos trabajos al considerar que la reforma de la Cámara alta tendría que ser un "asunto prioritario" en una eventual modificación de la Constitución. Con todo, el presidente admitió las dificultades de emprender este proceso dada la situación de Cataluña.

   En la iniciativa aprobada, los grupos también apuestan por que el Congreso impulse y finalice "los trabajos de la comisión para la evaluación y modernización del estado autonómico".

LOS 'NO' COMPARTIDOS DE PSOE Y PP

   La mayor afinidad entre socialistas y populares se hace evidente si, al margen de estos acuerdos, se analiza el detalle de las propuestas que el PP sometió a votación sin cambios. Y es que el PSdeG votó a favor de 15, lo que supone que prestó su respaldo casi al 42% de las iniciativas presentadas por los populares sin modificación alguna en su texto.

   Entre ellas, los socialistas se han sumado a una de las propuestas en la que más incidió Feijóo en su discurso inicial del debate de política general: el impulso de la preparación del Xacobeo 2021. Siguiendo la línea de acuerdo iniciado entre ambas fuerzas en la comisión de política forestal, el PSdeG también ha respaldado la propuesta relativa a seguir las recomendaciones del dictamen que salió de ese órgano.

   El PP le ha devuelto el guante apoyando la iniciativa de los socialistas en materia de lucha contra incendios. De hecho, fue la única resolución del PSdeG que recibió el visto bueno tal cual se presentó.

   Pero más allá de las alianzas para sacar propuestas adelante, populares y socialistas también han coincidido al decir 'no' a un total de ocho propuestas impulsadas por En Marea y BNG, incidiendo en su visión compartida de cuestiones de calado estatal y territorial. Por ejemplo, ambos partidos rechazaron la iniciativa de En Marea en la que defendía la necesidad de promover mecanismos que permitan el libre ejercicio del derecho a decidir de los pueblos.

   Otras rechazadas al tiempo por populares y socialistas son propuestas del BNG como la que reivindicaba el derecho a autodeterminación del pueblo gallego; o la que pretendía que el Parlamento denunciase la existencia "de un estado de excepción democrático que se sustancia en la inviolabilidad" de la figura del Rey reclamando "que se investigue el origen del patrimonio de la Casa Real y las denuncias formuladas sobre actuaciones ilícitas del Rey Emérito".

   PSdeG y PPdeG también han coincidido en rechazar el modelo del BNG sobre un sistema de financiación "justo" para Galicia --los nacionalistas reclaman un concierto económico-- y su propuesta de agenda gallega ante el Gobierno central --En Marea, en estos dos casos, optó por la abstención--.

APELACIONES AL DIÁLOGO

   Antes de las votaciones, Feijóo en el propio debate había evidenciado que confiaba más en la posibilidad de pactar con el PSdeG y, de hecho, el único portavoz al que se dirigió expresamente para llamar al acuerdo fue al socialista Xoaquín Fernández Leiceaga. Sin embargo, ante la dura intervención del portavoz de En Marea, Luís Villares, el presidente autonómico llegó a desearle que le enmarcaran el diario de sesiones y se lo diesen como "despedida" de la Cámara.

   En el debate, Villares trató de sellar un nuevo "pacto social" con la suma de los grupos de PSdeG y BNG, como fructificó recientemente en la creación de la comisión de investigación sobre los "recortes" en sanidad erigiéndose en líder de la oposición. Pero triunfaron las apelaciones del presidente de la Xunta hacia el PSdeG --entre populares y socialistas se produjeron el mayor número de consensos--, mientras que esta llamada no obtuvo respuesta en el debate.

   Por su parte, el PSdeG va más allá y no se quedó en los acuerdos alcanzados con los populares, sino que su viceportavoz, Patricia Vilán, sacó pecho de la capacidad de diálogo de su grupo, al apoyar más del 90 por ciento de las iniciativas que este jueves se sometieron a debate.

DISCREPANCIA MEMORIA HISTÓRICA

   Con todo, la mayor discrepancia entre PP y PSdeG tuvo su reflejo en la Memoria Histórica. Cada grupo presentó su propia iniciativa, pero solo salió adelante la de los populares: con el 'no' de los 14 diputados del PSOE y la abstención del resto de la oposición (En Marea --14-- y Bloque --5--).

   Así las cosas, el PP dio luz verde a su iniciativa, en la que propone que la Xunta "consensúe y coordine con la Federación Galega de Municipios e Provincias y la Administración General del Estado las actuaciones encaminadas a facilitar a las familias de las víctimas de la guerra civil y de la represión franquista, la localización, exhumación y traslado, si procede, de los restos mortales de sus familiares".