Publicado 07/05/2015 12:15CET

El Premio Nobel de la paz 2014 llama a evitar el tráfico de niños en Nepal

Juan Carlos Escotet y Kailash Satyarthi, premio nobel de la paz
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El Premio Nobel de la paz de 2014 Kailash Satyarthi ha hecho un llamamiento a los gobiernos y organizaciones que trabajan en Nepal tras el terremoto "para que tengan cuidado" con los "indeseables" que trafican con niños.

En una rueda de prensa en Santiago coincidiendo con su visita a Galicia de la mano de Abanca, este activista de derechos humanos, defensor en concreto de los de la infancia, ha advertido de que "los traficantes encuentran el camino libre" en países como Sri Lanka, Indonesia o ahora Nepal, después de que se produzcan desgracias naturales como el seísmo que azotó Katmandú, y tienen movilidad hacia otras zonas como India o Bangladesh.

Al respecto, ha señalado que, por su conocimiento de los hechos, estas personas "no tienen problemas en pagar a los padres por los niños, engañarlos con promesas falsas o incluso secuestrarlos", por lo que, él mismo, en nombre de su organización, está "escribiendo" a gobernantes y ONG para que tengan en cuenta este riesgo y le pongan freno.

Junto a este reto "vital", el de evitar el tráfico de niños y, bien al contrario, permitir que se generen "oportunidades nuevas" para la población menor de edad, este líder de movimientos sociales de lucha contra la explotación infantil ha fijado otros tres: el "principal", que es la reconstrucción de Katmandú y varias partes de Nepal que han sido afectadas por el terremoto; que "muchas personas" que han perdido sus trabajos consigan otros medios de vida; y la administración y gobernanza adecuada, y con transparencia, en la distribución de los recursos de ayuda.

Kailash Satyarthi ha considerado "muy triste" y "desgraciada" la situación en aquel país, que ha visto "reflejo" de las "injusticias", el "abuso" y las "atrocidades" que los hombres han "causado a la naturaleza". Pero, frente a ello, ha valorado que "por supuesto que muchas organizaciones y gobiernos están siendo muy generosos".

Para leer más