Publicado el decreto que hace oficial la declaración BIC de las estatuas del Pórtico en poder de los Franco

Publicado 04/09/2019 11:03:16CET
Estatuas de Isaac y Abraham, obras del Mestre Mateo, en Santiago de Compostela
Estatuas de Isaac y Abraham, obras del Mestre Mateo, en Santiago de CompostelaEUROPA PRESS - Archivo

La protección abarca nueve figuras atribuidas al Mestre Mateo y obliga a abrirlas al público un mínimo de cuatro días al mes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este miércoles el decreto aprobado por el Gobierno gallego que declara Bien de Interés Cultural (BIC) nueve esculturas de la desaparecida fachada del Pórtico de la Gloria, atribuidas al Mestre Mateo. Entre ellas, se encuentran las dos piezas, Abraham e Isaac, en poder de la familia Franco y por cuya posesión está abierto un litigio con el Ayuntamiento de Santiago.

El decreto de protección, que fue aprobado por la Xunta el pasado 26 de julio, no implica ningún cambio en la titularidad de estos bienes, pero sí obliga a los propietarios a abrir al público estas piezas un mínimo de cuatro días al mes, lo mismo que ocurre con el Pazo de Meirás.

Además de las dos piezas en manos de los Franco, el decreto afecta a otras siete esculturas que están o en manos de particulares o forman parte del patrimonio de instituciones públicas como el Museo de la Catedral de Santiago o el Museo de Pontevedra.

Todas ellas tienen una cronología comprendida entre los años 1188 y 1211 y pertenecían originariamente a la desaparecida portada occidental de la Catedral de Santiago, que se anteponía al Pórtico de la Gloria, también atribuido al Mestre Mateo.

En concreto, las estatuas protegidas con la declaración BIC son las del Rey David, el Rey Salomón y una figura masculina con cartela localizada en 2016 durante la restauración de las torres de la Catedral, atribuida al profeta Malaquías, todas ellas pertenecientes al Museo de la Catedral de Santiago.

Asimismo, también se incluyen dos tallas identificadas como Enoc y Elías, que custodia el Museo de Pontevedra, y cuatro piezas pertenecientes a colecciones particulares, las dos de la familia Franco, una talla de un rey bíblico identificado en ocasiones como Fernando II de León y una cabeza barbada de una estatua-columna, que está depositada en el Museo de la Catedral de Santiago.

OBLIGACIONES

Según esta declaración, las personas o instituciones que custodian estos bienes de interés cultural deberán conservarlos e impedir su deterioro, así como permitir el acceso al personal habilitado para inspeccionar su estado.

Del mismo modo, el decreto les obliga a permitir la visita pública de las piezas, gratuita, durante al menos cuatro días al mes, con cuatro horas de apertura al día. En caso contrario, podrá acordarse su depósito en un lugar de exhibición durante un periodo máximo de cinco meses cada dos años.

A mayores, deberán notificar a la Consellería de Cultura "cualquier pretensión de transmisión onerosa de la propiedad o de cualquier derecho real" del bien, con indicaciones del precio y de las condiciones, dado que la Xunta tendrá "derecho de tanteo y de retracto" para hacerse con las mismas.

También deberá solicitarse autorización expresa a la Administración gallega para el traslado de los bienes, indicar su destino y las condiciones de conservación y transporte, entre otras cuestiones.

Contador