Actualizado 27/10/2007 19:31 CET

Quintana replica a Crespo que ningún ayuntamiento solicitó la gestión en solitario de las galescolas

Asegura que es "un tremendo avance" que los procesos de selección de personal se hagan con transparencia, algo que "antes no sucedía"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, afirmó hoy que, por el momento, "ningún ayuntamiento" se ha dirigido a él para solicitarle que traspase al ámbito local la gestión en solitario de las galescolas, tal y como reclamó ayer el todavía presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Xosé Crespo.

En este sentido, Quintana aseguró no saber "a quien dice representar y en nombre de quien habla el señor Crespo, pero desde luego de los miembros del Consorcio, no", ya que, resaltó, en el acto de hoy estaban presentes alcaldes de los tres partidos políticos "y todos están de acuerdo en la cogestión".

Quintana afirmó que existe para la gestión de las escuelas de infantil, en las que tienen competencia la administración autonómica y la local, un método "antiguo, pasado de moda e ineficaz" que "se venía haciendo hasta ahora", en el cual "los ayuntamientos trabajan por su cuenta y hacen escuelas y la Xunta trabaja por su cuenta y hace escuelas".

En contraposición, Quintana defendió un nuevo modelo "de futuro" y "más eficaz" en el cual las dos administraciones deben "trabajar juntas", cofinanciar entre ambas las escuelas infantiles y "gestionarlas conjuntamente" y para lo que solicitó a los ayuntamientos gallegos que "hagan un esfuerzo de modernización", tal y como han hecho, aseguró, las 200 entidades locales que ya forman parte del consorcio de las galescolas.

El vicepresidente señaló, sin embargo, que siempre ha estado "abierto al diálogo" y que no tiene "ningún inconveniente" en reunirse con la Fegamp para hablar de esta cuestión aunque, resaltó, consideraría más adecuado reunirse "con la próxima directiva", que comenzará a funcionar dentro de un mes.

Quintana aprovechó además para criticar que la carta en la que Xosé Crespo le comunicaba su petición "se trasladase primero a los medios que a quien iba destinada",lo cual calificó como un "extraño método de diálogo constructivo para intentar llegar a soluciones".

SELECCIÓN DE PERSONAL.

Por otra parte, Anxo Quintana se refirió también a la polémica creada por la selección del personal de las galescolas, que no se les exige pasar por una oposición, como el personal laboral público, sino ser evaluados por un tribunal de selección.

El vicepresidente afirmó que toma las críticas "en sentido constructivo" ya que considera que "son normales en democracia" y "sirven para mejorar", aunque las calificó de "totalmente equivocadas" e indicó que "sólo pueden obedecer al desconocimiento de como realmente se hace el proceso de selección en el consorcio".

En esta linea, Quintana indicó que "todo el mundo sabe cómo se hacían los procesos de selección en las escuelas infantiles que regentaban los ayuntamientos" por lo que, aseveró que "todo el mundo concluirá que es un tremendo avance" que la selección de personal se "haga ahora con transparencia y con igualdad de oportunidades para todos, cosa que antes", señaló "en muchos casos no sucedía".

Además, Quintana apuntó que estos procesos de selección "se asimilan a los que se hacen en la administración autonómica" y los tribunales de los mismos "son designados por la administración", al igual que se hace en las selecciones públicas.

XORNADAS DE FORMACIÓN.

El vicepresidente de la Xunta participó hoy, junto con la secretaria xeral de Igualdade, Carme Adán, en la inauguración en Santiago de las Xornadas de Formación Inicial do Persoal das Galescolas, que se celebrarán hoy y mañana en Compostela.

Durante su intervención, Anxo Quintana señaló que las galescolas "no son un proyecto de futuro, sino una realidad de presente" y apuntó que con ellas se pone en marcha "un modelo propio de calidad, cooperación institucional e identidad".

Para esto, Quintana subrayó que "se necesitan recursos" por lo que recordó que Vicepresidencia invertirá en esta red más de 17 millones de euros de los presupuestos del próximo año, un 36% más que este año, en el que se pusieron en marcha 23 galescolas que generaron 1.000 nuevas plazas educativas.

Quintana reiteró, además, el compromiso de las galescolas con la lengua gallega ya que, apuntó, "no existe ninguna posibilidad de que un niño en este país no aprenda el castellano" pero "si hay peligro de que no aprenda el gallego" lo que, resaltó "sería una gran pérdida".

Asimismo, el vicepresidente aseguró que las galescolas son "un compromiso de país", ya que su distribución "no obedece únicamente a criterios demográficos", sino que quiere favorecer, con la oferta educativa, "conseguir asentar población en el territorio".