Publicado 06/07/2020 22:57:29 +02:00CET

Rajoy pone en valor las siglas del PP, pues aunque los candidatos sean "magníficos" en solitario no hacen "nada"

   Valora que Feijóo "no es un sectario" ni "un doctrinario"

   VILAGARCÍA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha puesto en valor en Vilanova de Arousa (Pontevedra) la fortaleza que supone formar parte de un grupo político como el Partido Popular frente a cualquier tipo de individualismo.

   En referencia a los candidatos que los populares presentan a las elecciones autonómicas en Galicia, ha señalado que "son magníficos, pero ellos en solitario no pueden hacer nada". Rajoy ha recordado que tampoco él lo pudo hacer a lo largo de su vida política.

   "Si yo fui ministro y presidente del Gobierno, no lo fui por ser quien era, sino por ser militante de un partido político que contaba con el apoyo mayoritario de los españoles", afirma.

   En este sentido, asegura que "este no es un proyecto de Núñez Feijóo, es un proyecto de todos los que se quieran sumar voluntariamente a él", entre los que dijo encontrarse. "Estoy aquí porque me importa Galicia, me importa España y me importa el Partido Popular", añadió.

DOS QUE PIERDEN SIEMPRE LAS ELECCIONES

   El expresidente hizo también un llamamiento a la prudencia a los votantes populares respecto a los resultados que auguran las encuestas. "Solo hay dos que pierden siempre las elecciones: los que se creen que las tienen perdidas y los que se creen que las tienen ganadas", ha señalado. "Ahora mismo estamos empate a cero", aunque ha manifestado estar seguro de que ese empate se va a deshacer el domingo a favor del Partido Popular.

   Mariano Rajoy ha puesto especial énfasis en resaltar la trascendencia que tiene el ejercer el voto el domingo. "No vale quedarse en casa. Votar siempre es importante pero en esta ocasión votar es realmente obligado", apostilla.

GOBERNAR NO ES DIVERTIRSE

   No ha querido el expresidente recrearse en las críticas al actual Gobierno de España, "para no poneros tristes". Pero sí que ha señalado que comienza a tener la sensación de que hay políticos que llegan al Gobierno "para divertirse".

   En cambio, sostiene que lo que necesita la gente son políticos "serios y formales", que tomen decisiones, aunque a veces estas no le gusten a la ciudadanía, y que "asuman sus responsabilidades". Y puso a Alberto Núñez Feijóo como paradigma de este tipo de políticos.

   "No hay gallego, vaya a votar a Feijóo o no, que no asuma que desde 2009 Galicia entró en una etapa de progreso y que se ha mejorado la vida de la gente", sostiene.

   Mariano Rajoy puso además en valor el hecho de que hoy Galicia esté mejor porque "ha ido a mejor en tiempos difíciles, que es cuando se ve a los buenos gobernantes". El expresidente definió los gobiernos presididos por Núñez Feijóo como "serenos". "Y eso es lo que hace falta en tiempos difíciles", agrega, "gobernantes que den lecciones de serenidad y de tranquilidad y que hagan las cosas bien".

FEIJÓO NO ES SECTARIO

   Frente a ese tipo de dirigentes Mariano Rajoy ha contrapuesto a los que creen que lo mejor es generar tensión y dividir. De Núñez Feijóo afirma que no es un candidato que divida a la gente, sino un político que ha apostado por la integración.

    "No ha sido nunca, porque no lo es, un doctrinario. No ha sido nunca, porque no lo es, un sectario", manifiesta. Refiriéndose a los partidos que se presentan a la izquierda de los populares, Mariano Rajoy aseguró que "solo les une un objetivo: que no gobierne quien debe hacerlo".

LA BATALLA ECONÓMICA

   El expresidente del Gobierno afirma estar convencido de que España le va a ganar la batalla a la pandemia. "Pero luego viene otra de la que no conviene olvidarse", apuntó en referencia a la crisis económica.

   Rajoy ha recordado que en junio de 2020 en España hay 900.000 afiliados menos a la Seguridad Social que en junio de 2019. Y que hay en el país 900.000 parados más que hace un año. "Da la sensación de que algunos vuelven a las andadas", arremete, al tiempo que recuerda la "herencia" que él recibió del Gobierno de Zapatero.

   "Se necesitan políticas económicas como dios manda a nivel nacional ,pero también a nivel de comunidades autónomas", declara. Y pone especial énfasis en la necesidad de crear empleo. "La mejor política económica es no dar subvenciones sino crear empleo. Eso es lo que hace rico a un país".

    En este sentido, el expresidente del Gobierno aboga por apoyar a los empresarios y autónomos. "El empleo no lo generan los gobiernos, lo generan los empresarios. Y hay que ayudarlos, hay que apoyarlos", concluyó.

Para leer más