Los Reyes harán una visita de Estado a Japón "en un mes" que servirá para profundizar en la relación con el país nipón

Actualizado 03/10/2008 16:19:34 CET

Los participantes en el Foro Hispano-Japonés apuestan por incrementar la hoy escasa presencia española en Asia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ángel Losada Torres-Quevedo, avanzó hoy que "en un mes" tendrá lugar una visita de Estado de los Reyes de España a Japón y consideró que supondrá una "oportunidad histórica" para profundizar en las relaciones entre ambos países.

En la inauguración del XI Foro Hispano-Japonés, que se celebra hoy y mañana en Santiago de Compostela, Losada destacó que las relaciones entre España y Japón se encuentran "en un excelente momento" y, en ese sentido, recordó la participación japonesa en la Expo de Zaragoza y la visita efectuada hace un año por el entonces ministro de Exteriores nipón, Taro Aso, hoy primer ministro.

Asimismo, destacó que el año pasado fue "extraordinario" en las relaciones bilaterales entre España y Japón, aunque advirtió de que "queda mucho por hacer", ya que las relaciones comerciales son aún escasas entre la segunda y la octava potencias económicas mundiales.

En la misma línea se manifestaron todos los participantes en la inauguración del foro, quienes coincidieron en llamar la atención sobre la necesidad de superar la hasta ahora escasa presencia española en la zona de Asia-Pacífico y potenciar las relaciones turísticas, culturales y empresariales con la zona.

ESCASA PRESENCIA

El presidente del foro por parte española, Antonio Garrigues Walker, consideró "preocupante" que España "no se ocupe" del llamado Eje del Pacífico, donde según él "se produce la mayor revolución mundial que vamos a contemplar". En ese sentido, recordó que España no tiene comunicación aérea directa con la zona asiática.

"La presencia en el Este es mínima comparada con la de cualquier país europeo", advirtió Garrigues Walker, que explicó que a pesar de que España es uno de los países inversores más importantes del mundo, siempre ha centrado sus objetivos en América del Sur y más recientemente en Estados Unidos.

También el secretario de Estado de Asuntos Exteriores reconoció que hasta ahora "la importancia que ha cobrado Asia-Pacífico no se refleja adecuadamente" en las relaciones entre España y Asia, especialmente Japón, por lo que abogó por crear "un tejido más denso y más rico en todos los ámbitos".

Concretamente, hizo hincapié en la necesidad de seguir potenciando la marca España en Japón y los flujos turísticos. Sobre esta cuestión, también incidió en transmitir "una imagen más próxima a la de la España de hoy de la que tenemos", ya que aunque es buena, se mantienen los tópicos y "quizá no es ajustada" a la actual realidad plural y moderna.

MEJORA DE RELACIONES

"Japón es un lugar seguro en donde invertir, no sólo económicamente, sino también política, cultural y tecnológicamente", añadió Ángel Losada, que recordó que ambos países comparten no solamente intereses de este tipo, sino también los valores que sustentan su acción exterior.

En ese sentido, el secretario xeral de Relacións Exteriores de la Xunta, Julio César Fernández Mato, apuntó que la cultura española y nipona, "aunque lejanas, tienen mucho más en común de lo que pudiera parecer en un primer momento".

Fernández Mato explicó que el Gobierno gallego pretende aprovechar el foro para proyectar una imagen de Galicia "más abierta y heterogénea en el ámbito cultural, turístico y empresarial", así como para mejorar las cifras de visitantes japoneses a la comunidad. En 2007, un 10 por ciento de los 260.000 turistas nipones que visitaron España se desplazaron a Galicia.

SEGURIDAD GLOBAL

Precisamente el presidente del foro por parte japonesa y ex ministro de Asuntos Exteriores, Taro Nakayama, explicó en su intervención que ayer mismo pudo visitar la Catedral de Santiago, una experiencia que le llevó a reflexionar sobre el proceso de evolución de la Historia de la Humanidad y el rol que ha jugado en ella la ciencia, la tecnología y las cuestiones espirituales.

Nakayama, que preside la comisión de reforma constitucional de Japón, hizo un repaso por la historia mundial desde la edad de bronce a las dos grandes guerras mundiales para concluir que "no se puede dejar de pensar que la tierra es una y ha llegado el momento de pensar en la seguridad global".

El foro arrancó después con una sesión sobre intercambios académicos bilaterales y otra sobre innovación científica como motor de desarrollo en España y Japón, que se completarán mañana con un debate sobre arquitectura y diseño y otro en relación a las relaciones comerciales entre España y Japón y los sectores de oportunidad.

La anécdota de la inauguración la puso el presidente del foro por parte española, que se refirió a un estudio recientemente presentado sobre la calidad del semen de los españoles para felicitar por su "capacidad de fecundación" al pueblo gallego. "Esa cualidad y esa potencia es un valor en España", bromeó Garrigues Walker.