Rivas defiende su gestión del alumbrado navideño de 2016, investigado por un juzgado vigués

Ángel Rivas, investigado por las luces navideñas 2016
EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 15:29:47CET

VIGO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Participación Ciudadana, Parques y Jardines, Comercio y Distritos del Ayuntamiento de Vigo, Ángel Rivas, ha defendido este lunes su gestión en la adjudicación del alumbrado navideño de 2016, que está siendo investigado por parte del juzgado de instrucción número 5 de la ciudad por un supuesto 'troceamiento' del contrato.

Rivas ha comparecido ante la jueza en calidad de investigado y, a la salida de los juzgados, ha expresado su "respeto y colaboración total con la Justicia".

Cuestionado sobre su gestión en estas adjudicaciones, el concejal vigués ha proclamado que la defiende "absolutamente". "Y ahora les dejo que tengo que marchar para seguir preparando las navidades de este año, que es lo que demandan los ciudadanos", ha rematado, antes de abandonar el edificio judicial.

Además del concejal, también han comparecido este lunes los funcionarios A.C.C. (jefe del área de Servizos Xerais), A.E.C. (interventor) y L.G.A (tesorero), todos ellos en calidad de testigos.

La investigación de esos contratos se inició tras la denuncia interpuesta por Juan Carollo, activista de la Acampada contra la Pobreza de Vigo, en la que se advierte de la posible comisión de un delito de prevaricación administrativa, al desglosarse en varios contratos la adjudicación del alumbrado de Navidad en Vigo en 2016, después de que una primera adjudicación (que iba en un solo lote por unos 900.000 euros) quedara desierta.

TESTIGOS

Los técnicos que han comparecido este lunes en el juzgado de instrucción número 5 han justificado que "la ley permite" adjudicar el alumbrado en diferentes lotes, siempre que no tengan vinculación técnica y funcional, ya que no se consideraría un fraccionamiento del mismo contrato, y han defendido que no se cometió fraude en la tramitación de los contratos menores porque ya se habían cumplido los requisitos de publicidad y concurrencia.

Asimismo, han explicado que esa medida se adoptó por la "urgencia" ya que, una vez desierto el primer concurso, el Ayuntamiento se encontró con que, a finales de septiembre, no tenía todavía contratado el alumbrado navideño.

A ese respecto, los funcionarios han justificado que se adjudicase un contrato a una empresa para la iluminación del centro de la ciudad, por 252.000 euros; y luego se firmasen hasta 18 contratos menores para el alumbrado de otras zonas del extrarradio, porque "nada tiene que ver la iluminación de Bouzas con la de Candeán", en alusión a dos parroquias de la ciudad olívica.

No obstante, la acusación ha advertido de que, en el primer proceso de adjudicación, existe un informe del jefe de área en el que advierte de que "no es posible la división en lotes" de ese contrato, por los problemas de coordinación que podría haber entre los diferentes contratistas.

Además, incide esta parte, el propio secretario municipal, que también está investigado en esta causa, "acepta los contratos menores, pero advierte de que, en las siguientes campañas navideñas, hay que evitar la duda del fraccionamiento".