2 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 18:17:27 +01:00CET

Santiago estudia eludir la interrupción de plazos para aprobar las cuentas "en base al interés general"

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo.
El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo. - AYUNTAMIENTO DE SANTIAGO

Bugallo ve buena disponibilidad en el resto de grupos y celebrarán un pleno, de ser necesario, la próxima semana

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, ha instado este miércoles en la importancia de avanzar en el proceso de aprobación de los presupuestos de la ciudad para 2020, ante el limitado margen de maniobra que permiten las cuentas de 2019 para hacer frente a las consecuencias de la crisis sanitaria en el municipio.

Bugallo ha avanzado que se esta estudiando la posibilidad legal de eludir la interrupción de plazos en base al interés general y que encontró "buena disponibilidad" en el resto de grupos municipales.

De ser necesario, se convocará un pleno la próxima semana a través de fórmulas que permitan cumplir las normas de seguridad, a través de un modelo mixto entre la asistencia presencial y telemática, del mismo modo que en las juntas de gobierno.

En todo caso, el regidor local ha aclarado que alguna de las medidas en las que trabaja el Ayuntamiento dependen de esta aprobación, para poder atender los servicios que se están planteando.

Uno de ellos es el programa de medidas al pequeño comercio en el que trabaja el Gobierno local, que requiere de unos 350.000 euros presentes en las cuentas para este año.

Por otro lado, el Estado tampoco permite dedicar los fondos del superávit a realizar bonificaciones fiscales, por ejemplo, sino únicamente a una parte del fondo social con unas limitaciones determinadas. "Llegaremos hasta donde podremos llegar", incidió, puesto que para ello requiere de la habilitación del Ministerio de Hacienda.

COMPENSACIÓN EN IMPUESTOS

Bugallo compareció este miércoles en rueda de prensa para informar de los asuntos abordados en la junta de gobierno extraordinaria del Ayuntamiento de Santiago.

Entre otros temas, se han tratado las consecuencias de la situación en relación a impuestos y tributos municipales. Bugallo ha destacado que se compensará el pago de algunas de estas tasas por la influencia de la crisis provocada por el coronavirus, que podrá formalizarse en facturas con posterioridad a la salida de la situación del estado de alarma.

El IBI, de momento, no se vería afectado, por el periodo de pago, del mismo modo que el impuesto de vehículos de tracción mecánica, para el que se habilitará un nuevo plazo en el caso de que los afectados no reciban el recibo.

También se corregirán recibos relativos a la tasa de recogida de basuras para asegurar el pago del mínimo, y se deducirá la parte correspondiente en el caso del impuesto por ocupación en dominio público de mesas y sillas.

Otros casos como el de la Escuela de Música o las Escuelas Infantiles, también serán objeto de compensaciones.

Bugallo solicitará tanto a la FEMP como a la Fegamp que se reclame al Gobierno central que los Ayuntamientos puedan acogerse al aplazamiento de pagos sin intereses contemplados en el decreto del 17 de marzo, que de momento únicamente son aplicables a las deudas tributarias relativas a la Administración General del Estado.

TÍCKET SOCIAL

Otro de los asuntos abordados este miércoles se refiere a la adquisición de medicamentos para familias y personas en situación de vulnerabilidad y con riesgo de exclusión, con un importe inicial de 6.000 euros, y el contrato de suministro de productos alimenticios y de higiene básica, el llamado tícket especial de compra.

Así, se han sumado superficies como DIA, Froiz, Gadis, El Corte Inglés y Vego-Eroski, y se habilitará un sistema especial para facilitar la apertura de una cuenta en este programa a los pequeños negocios y comerciantes.

Por otro lado, se han aprobado diferentes contratos de servicio, como el de seguridad de habitaciones alquiladas en el Seminario Menor en Belvis; desinfección de instalaciones municipales y de vehículos de uso por los cuerpos de seguridad y protección civil; o la adquisición de guantes (2.000 pares) para los servicios de emergencia, entre otros.

El alcalde de Santiago ha destacado que "más del 90 por ciento" de los contratos que mantenía el ayuntamiento tienen ya órdenes de continuidad, y "en todos los casos" se garantizará la prestación del servicio y el mantenimiento de empleo.

Finalmente, ha actualizado el número de propuestas de sanción con motivo del estado de alarma, unas 62, por parte de la Policía local. Asimismo, se han identificado a 508 vehículos y peatones.

Contador

Para leer más