Actualizado 26/04/2007 17:00 CET

El secretario de Transportes afirma que crear "zonas vertedero" en la costa "no forma parte de la política española"

Fernando Palau cree que la Ría de Vigo está "preparada" para afrontar otra catástrofe como la del 'Prestige'

VIGO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Transportes, Fernando Palau, aclaró hoy que asignar "zonas vertedero" en la costa para llevar a barcos con problemas o que estén sufriendo vertidos contaminantes "no forma parte de la política española ni tampoco de la comisión europea".

En declaraciones a los medios, tras participar en los ejercicios del simulacro de salvamento marítimo y de lucha contra la contaminación, que se celebraron ayer y hoy en la Ría de Vigo, Fernando Palau explicó, ante la posibilidad de que la bahía viguesa cuente con un puerto refugio para eventuales incidentes, que "toda la costa es zona de refugio".

En ese sentido, aclaró que las decisiones que se adoptan en caso de catástrofe han de ser valoradas por los técnicos "con toda la información de que dispongan" y que pueden estar condicionadas por muchos factores, entre ellos la meteorología. No obstante, señaló que "es obvio" que, si se produce un accidente en el Norte, "no es razonable llevarse un barco que está contaminando a otro punto predeterminado".

Además, en referencia a la posibilidad de que se establezca un mando único independiente para afrontar este tipo de catástrofes, el secretario general de Transportes recordó que "existen protocolos perfectamente establecidos", en los que se incluye la creación de un comité de crisis y que "ha funcionado con toda eficacia".

PREPARACIÓN ANTE CATÁSTROFES

Fernando Palau señaló que la Ría de Vigo está "preparada" para afrontar una eventual catástrofe como la ocurrida con el petrolero 'Prestige', ya que "ahora hay medios absolutamente excepcionales que antes no había", entre los que destacó buques polivalentes como el 'Don Inda', que participó en el simulacro.

Por otra parte, en referencia a la instalación, en el fondo de la ría, de un muelle de carga de biodiesel destinado a la planta de la Plataforma Logística de Salvaterra-As Neves, Palau recordó que todas las operaciones portuarias se hacen con las "garantías suficientes" y que se prevén acciones de seguridad determinadas para evitar problemas, como las fugas en las operaciones de conexión de las mangueras.

SIMULACRO

Durante la jornada de hoy, se desarrolló en la Ría de Vigo un ejercicio simulado de lucha contra la contaminación, para controlar una supuesta mancha tras un vertido de 100 toneladas de hidrocarburos, y con la participación de medios marítimos y terrestres.

Así, además del despliegue de barreras oceánicas para proteger los polígonos de bateas y de operaciones de arrastre de dichas barreras, para recoger el vertido de la superficie del mar, el buque de salvamento y lucha contra la contaminación 'Don Inda' hizo una demostración del funcionamiento de sus brazos de recogida de vertidos.

Se trata de mecanismos que recogen los hidrocarburos y los almacenan en unos tanques con capacidad para 1.750 metros cúbicos, en los que se separa el vertido contaminante del agua, que es devuelta al mar. Este barco, que también hace funciones de remolcador, tiene una potencia de 22.000 cv y una capacidad de tiro de 230 toneladas, y fue utilizado en el remolque del buque 'Ostedijk'.

Además de estas operaciones, la Xunta activó el Plan Territorial de Contingencias para las actuaciones desde tierra. Así, según explicó la conselleira de Pesca, Carmen Gallego, éste es el primer ejercicio en el que se puede evaluar la coordinación entre el plan autonómico y el Plan Nacional de Contingencias.