El Supremo condena a PSA Vigo a indemnizar a la CUT con 50.000 euros por vulnerar el derecho a huelga

Representantes de la CUT en la puerta de PSA Vigo.
EUROPA PRESS
Publicado 18/10/2018 15:55:25CET

   VIGO, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal Supremo ratifica la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sobre que PSA Peugeot-Citroën vulneró el derecho a la huelga de los trabajadores de las instalaciones de Vigo en el año 2014.

   El Supremo "desestima íntegramente" los recursos de PSA Vigo y declara firme la sentencia del TSXG por la que la empresa deberá indemnizar al sindicato CUT con 50.000 euros, así como reintegrar a los trabajadores demandantes la cantidad descontada de su sueldo por aquella huelga.

   Según han recordado los representantes de la CUT este jueves a las puertas de PSA Vigo, la huelga fue un paro de dos horas convocado por la visita de Carlos Tavares, director ejecutivo del Grupo PSA, tras conocerse que éste se había subido el sueldo "un 211 por cien" mientras se aplicaban "fuertes recortes" a los trabajadores.

   Ahora, según ha informado la CUT, el TSXG tiene que devolver el caso al juzgado de lo social número 1 de Vigo. El sindicato ha manifestado que 300 trabajadores participaron en aquella huelga (23 se personaron en la demanda) pese a las "amenazas" con "consecuencias sancionadoras" que, aseguran, llevó a cabo la empresa; y han avanzado que emplearán su indemnización para abonar lo descontado a todos los huelguistas.

ELECCIONES SINDICALES

   PSA Vigo celebrará sus elecciones sindicales del domingo 21 al lunes 22 de octubre. Cinco sindicatos se presentan a estos comicios marcados, según han manifestado desde la CUT, por una fábrica que trabaja a dos velocidades.

   "La línea uno va a estar parada por falta de carga de trabajo y van a mandar a los trabajadores indefinidos para casa del 23 de octubre al 4 de noviembre", ha explicado Víctor Mariño, secretario de la CUT.

   Mientras que, según ha relatado, la línea dos de trabajo sufre una "saturación total" y ya no les llega con "hacer sábados, domingos y festivos" para sacar adelante el trabajo.

   "No es casual que manden a trabajadores indefinidos a casa y mantengan una plantilla de 1.800 eventuales", ha sostenido Mariño, quien ha expresado su preocupación porque se produzca "otro ERE" tras las elecciones.

   La CUT ha definido estos comicios como un "proceso viciado" y ha vuelto a denunciar presiones de la empresa para que los trabajadores voten al SIT, el sindicato mayoritario en PSA Vigo.

   Denuncian que "el control del voto de los últimos 36 años" en PSA Vigo está vinculado a las "mesas auxiliares" con papeletas y a recomendaciones de la empresa de utilizarlas frente a las cabinas, que garantizan el voto secreto. "Si votas en cabina eres sospechoso", han aseverado.