Trabajadores de la 'zona azul' de Vigo valoran pasar Nochebuena bajo el árbol de Navidad

UGT anuncia medidas drásticas por la crisis de la XER
EUROPA PRESS
Actualizado 13/12/2018 13:38:20 CET

Afirman sentirse "abochornados" por la actitud de los concejales que han tenido responsabilidades sindicales

VIGO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato UGT de Vigo ha declarado la guerra al gobierno de Abel Caballero por su "pasividad" ante el conflicto de la 'zona azul', cuyos trabajadores llevan 104 días en huelga por el despido de varios compañeros, y han advertido a los mandatarios municipales: "Que se vayan preparando".

Así lo ha trasladado el secretario comarcal del sindicato, Ernesto Fontanes, quien ha afirmado que, tras más de 3 meses de conflicto, Ayuntamiento y empresa concesionaria (Dornier) parecen estar "esperando a que los trabajadores y sus familias se mueran de asfixia". Por ello, ha incidido, se ven "obligados a tomar medidas más drásticas" y han anunciado la apertura de un "período de confrontación" con el fin de que el Ayuntamiento tome una decisión.

"Exigimos al alcalde que actúe ya, con firmeza. Se ampara en el cumplimiento de ley, como si nosotros no la quisiéramos cumplir, pero la que incumple es la empresa. El Ayuntamiento tiene que restaurar el servicio y rescindir el contrato", ha proclamado.

Fontanes ha avanzado que, entre las medidas de presión que se van a adoptar, mantendrán una concentración de delegados el próximo 20 de diciembre a las 11,30 horas delante de la casa consistorial; y los trabajadores están decididos también a pasar la Nochebuena con sus familias "dentro del árbol" de luces instalado en la Porta do Sol, al tiempo que han anunciado que no descartan denunciar ante la Fiscalía la adjudicación del servicio (con un 30 por ciento de rebaja con respecto al precio del pliego. "Que se vayan preparando", han avisado.

"VERGÜENZA" Y "BOCHORNO"

El responsable de la Federación de Servicios de la UGT, Santos Sánchez, ha afirmado que "parece mentira que haya en el gobierno municipal concejales que han tenido cargos de responsabilidad en éste y otro sindicato", en alusión a Santos Héctor Rodríguez, Olga Alonso (ambos exsecretarios comarcales de UGT), Carlos López Font (exresponsable de la Federación de Servicios de UGT) o Manel Gallego (exsecretario comarcal de CC.OO.).

"Nos aborchorna y nos avergüenza", ha admitido y ha sugerido a esos ediles que, en atención a su sensibilidad sindical, "no estaría mal que ingresaran sus salarios en la cuenta de resistencia" para apoyar a los operarios de la 'zona azul' en huelga. "Nos esquivan por la calle, bajan la cabeza si pasan ante los trabajadores", ha añadido, y ha criticado que "su interés es mantenerse en sus cargos, y no representan a la clase trabajadora que los puso allí".

Luis Cordovés, delegado de UGT y uno de los trabajadores despedidos de la concesionaria, ha advertido de que los operarios de la 'zona azul' han estado "tranquilos hasta ahora". "Pero se acabó la tranquilidad. Nos van a tener encima de ellos dónde estén, van a sentir la presión de 40 familias que están pasando hambre, no vamos a dejarlos ni respirar", ha proclamado.

Este empleado también se ha referido a los "concejales socialistas sindicalistas" y ha afirmado que "deberían dimitir y retirarse honrosamente, porque lo suyo es una vergüenza". "No vamos a dejarles ni respirar. Nos vamos a cenar en Nochebuena al árbol de Navidad, y de allí no nos saca nadie. Y entonces sí, se va a enterar el alcalde de Nueva York", ha sentenciado.