Publicado 23/02/2015 16:29CET

Traballo asegura que la nueva fórmula de financiación de servicios "da respuesta a una demanda" de los ayuntamientos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Traballo ha asegurado este lunes que la nueva fórmula para financiar los servicios sociales como centros de día y escuelas infantiles "da respuesta a una demanda" de los ayuntamientos que, en todo caso, no aportarán una cantidad superior a la de sus actuales convenios.

Así lo han indicado fuentes de Traballo en respuesta al portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, que ha acusado en rueda de prensa a la Xunta de suprimir "de forma unilateral" el Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar, donde estaban todos los ayuntamientos representados, para crear una agencia e "imponer un convenio que implica una contribución obligatoria por plaza" de centro de mayores o escuela infantil, lo cual "encarece el servicio".

En su respuesta, la Xunta ha recordado que la integración del Consorcio en la Axencia Galega de Servizos Sociais "fue acordada por mayoría absoluta en la asamblea general del Consorcio", en la que también votaron los representantes de los ayuntamientos, por lo que ha calificado de "falso" que esta decisión sea "unilateral".

Paralelamente, la consellería ha indicado que el nuevo convenio con la Axencia para los servicios sociales "tiene como objetivo garantizar la continuidad del servicio que se presta en los distintos centros en el momento de la disolución del Consorcio".

UNIFICAR CONDICIONES

A mayores, Traballo ha sostenido que la propuesta de convenio enviada a los ayuntamientos, que fue "adelantada" en diciembre de 2014, "da respuesta a una demanda municipal", la de "asumir gastos de los centros únicamente por usuarios del propio ayuntamiento" y la de "unificar las condiciones en la colaboración en el mantenimiento de los servicios, poniendo fin a la colaboración 'a la carta' diseñada por el bipartito".

La aportación municipal será ahora "por plaza ocupada", ha destacado la consellería, aunque realmente "los gastos de funcionamiento de un edificio son los mismos independientemente de la ocupación", y la aportación de los ayuntamientos, en cómputo anual, "no será, en ningún caso, superior a la que les corresponde con los actuales convenios de gestión". Para la Xunta, el convenio enviado a los cerca de 150 ayuntamientos en los que el Consorcio gestiona algún centro "es un convenio marco", por lo que está abierta a "tener en cuenta" cuestiones "puntuales".

Finalmente, Traballo ha rechazado que la posibilidad de condonar el 50 por ciento de la deuda con el consorcio tras la firma del nuevo convenio sea un "chantaje", y ha precisado que obedece a "un problema generado por la deliberada inexactitud de los convenios redactados en la época del bipartito", que obliga a subsanar esta deuda antes de la disolución del Consorcio, a finales de este año.

Para leer más