Las únicas tres integrantes del sector crítico que entraron en la dirección de Anova "reconsiderarán" dejar su puesto

Actualizado 02/07/2015 21:32:00 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las únicas tres integrantes del colectivo Cerna --crítico con la actual dirección y en torno al cual se aglutinaron los antes estrechos colaboradores de Xosé Manuel Beiras-- "reconsiderarán" su elección y estudiarán la posibilidad de dejar sus puestos obtenidos en la Coordinadora Nacional de Anova.

Las tres --Paula Vázquez Verao, Iris Malvido y Marga Prieto-- entraron en la dirección de Anova por la cuota de mujeres, al haber corrección de género en el sistema de listas abiertas. El total de personas elegidas ha sido de 75.

Fuera de la Coordinadora Nacional, además de López Rico y Luis Eyré (otro de los históricos de la formación), también ha quedado la diputada Chelo Martínez, actualmente miembro de la Cámara gallega tras concurrir por Alt ernativa Galega de Esquerda (AGE) en las gallegas de 2012. Sin embargo, mostró su postura contraria a reeditar esta alianza en las europeas de este año.

Sobre el futuro de Cerna, López Rico ha indicado que se celebrará una asamblea para analizar la situación, que es de "híper representación" del sector de Beiras y Noriega, y lo que pueda "implicar".

"No hay posible integración en la dirección y el gobierno es monocolor; Martiño (Noriega) se va a encontrar con una dirección monocolor y media organización fuera", ha observado Mario López Rico, uno de los portavoces de Cerna, organización que también estudiará la situación que se ha dado en próximos días y sobre la cual no ha querido avanzar si supondrá la salida de la organización.

López Rico ha reprochado al sector liderado por Beiras y Martiño Noriega el haber "polarizado" la votación y se ha preguntado "cómo va a gestionar" ahora una dirección monocolor y con parte de la formación "fuera" de este órgano.