Publicado 03/02/2014 15:08CET

El Valedor insta a cambiar la ley de incapacitación de personas con discapacidad intelectual y a fomentar la inclusión

José Julio Fernández Rodríguez
EUROPA PRESS

Ve necesario incrementar la cuota de empleados de este colectivo en las empresas privadas y pide apoyos también fuera de la Ley de Dependencia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Valedor do Pobo ha presentado este lunes --primero ante la presidenta del Parlamento y luego ante los medios de comunicación-- un informe sobre la situación de los derechos de las personas con discapacidad en Galicia, en el que recoge, entre otras recomendaciones, la petición de que se modifique la ley de incapacitación de personas pertenecientes a este colectivo, se fomente la atención individualizada y temprana y se promueva la inclusión.

En concreto, entre las recomendaciones que incluye el informe está la de reclamar a la Administración gallega que promueva una "reforma de la normativa estatal en materia de capacidad jurídica", lo que concierne a la incapacitación jurídica de personas.

En esta línea, y tras reclamar una superación del "modelo asistencial", el Valedor considera que la conocida como 'incapacitación' de una persona con discapacidad intelectual "no debería afectar a lo más esencial de la persona y a sus derechos", que "debe seguir conservando por medio de la implantación de medidas de apoyo".

El Valedor solicita, en este ámbito, que se tenga presente el modelo de derechos humanos y "se evite la sustitución de la persona". Como "alternativa", propone que se le preste "la asistencia necesaria" para el ejercicio de sus derechos.

En el mismo sentido, solicita que se promueva la reforma de la normativa electoral, sindical, de asociaciones y de otras previsiones legales "con el fin de eliminar las limitaciones genéricas al ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad intelectual" y el "establecimiento de apoyos" con este fin.

CONCIENCIACIÓN SOCIAL

El Valedor reclama a los poderes públicos que se trabaje para mejorar la imagen social y laboral de las personas con discapacidad y se fomente la "erradicación de términos inapropiados, despreciativos o discriminatorios".

Al mismo tiempo, ha incidido en la necesidad de que se habiliten los medios necesarios para el diagnóstico temprano de la discapacidad intelectual y para la "aplicación inmediata de ayudas" incluso en los "casos leves", siempre desde una perspectiva individual en el asesoramiento.

Al mismo tiempo, pide especial atención a las mujeres con discapacidad y, en el caso de los niños, apuesta por la educación inclusiva en un centro convencional, dejando los centros de atención especializada como apoyo y refuerzo para los escolares con necesidades educativas especiales.

DEPENDENCIA

El Valedor dedica un importante apartado a la Ley de Dependencia, que, critica, se ha convertido en la "puerta única" de acceso de las personas con discapacidad a los servicios sociales.

Sobre esta cuestión, el Valedor detecta "numerosas y graves disfunciones" en la aplicación de esta normativa, entre las que destaca el "importante retraso en los procedimientos y, por tanto, en la efectividad de los derechos reconocidos".

En el caso particular de las personas con discapacidad, éstas "se ven perjudicadas por la dificultad de realizar una adecuada evaluación de su dependencia", que, en ocasiones, presta más atención a las dificultades físicas.

Por ello, además de limitar los atrasos, el Valedor pide a la administración gallega que garantice que, "al margen de la valoración de dependencia que se haya recibido", se preste la atención adecuada "desde el primer momento" a la persona diagnosticada de discapacidad intelectual, "sin demoras indebidas e injustificadas". En particular, se centra en aquellos programas que desarrollan la autonomía personal en mayor medida que la atención por dependencia.

TRABAJO

En el ámbito del trabajo, el Valedor detecta todavía problemas de importancia en la inserción laboral, un asunto "clave" para la socialización del colectivo.

Por ello, reclama a las administraciones gallegas que "promuevan la incorporación al mundo laboral" de las personas con discapacidad intelectual, tanto en el sector público como en el privado, donde la situación es "peor".

En el caso de las empresas privadas, el Valedor recomienda la modificación del Estatuto de los Trabajadores, para incrementar el porcentaje de personas con discapacidad que deben contratar las empresas de más de 50 trabajadores, y que parte de esta cuota corresponda a personas con discapacidad intelectual.

Entre otras cuestiones, y asumiendo la propuesta de Feaps, el Valedor se adhiere a la petición de creación de la figura del Valedor de la Persona con Discapacidad, mediante norma con rango de ley, para abordar este tipo de cuestiones de forma "especializada".