Varela asegura que el 57% de los jóvenes que abandonaron Galicia en 2006 eran personal no cualificado

Actualizado 07/11/2007 14:13:32 CET

El PP critica la "complacencia" y el conselleiro cree "irrefutable" que Galicia tiene las mayores tasas de afiliados y ocupados

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Traballo, Ricardo Varela, rechazó hoy que los jóvenes que se marchan a buscar empleo fuera de Galicia sean los que están mejor formados y aseguró que "el 57 por ciento" de los que abandonaron esta comunidad en 2006 "se fueron a trabajar en la construcción, en la hostelería o eran personal no cualificado".

En la presentación en comisión parlamentaria de los presupuestos para 2008 -que sumarán 378 millones, un 14 por ciento más-, Varela también destacó que el pasado ejercicio hubo un saldo positivo de jóvenes en Galicia, "pues salieron 9.092 y entraron 13.032". Insistió en que el personal técnico-científico supuso el 20,6 por ciento de los jóvenes que abandonaron la autonomía y el 21,2 por ciento de los que llegaron a la misma.

Por ello, aunque admitió que se siguen marchando jóvenes de Galicia, considera que "se está empezando a frenar y a reconducir" esta situación, pero recordó que se trata de un problema "estructural" que viene de muchos tiempo atrás y es difícil corregir a corto plazo.

El conselleiro avanzó que en 2008 se pondrán en marcha "cuatro pactos territoriales experimentales" en "Lugo, O Salnés, la Corta da Morte y Valdeorras" para "aproximar las políticas de la consellería a la realidad social y económica de un determinado territorio", con la participación conjunta de "Xunta, ayuntamientos, empresarios y sindicatos". El objetivo es contar con 15.

Ricardo Varela se mostró "optimista" sobre el futuro del mercado laboral de Galicia, pues aseguró que todos los indicadores son positivos y "es irrefutable" que en la actualidad se dan "las tasas más altas de afiliados y ocupados" de su historia y ya se cumple el plan nacional de reforma previsto para 2010, "cuando hace cuatro años se estaba a 20 puntos de sus objetivos".

Ante el positivo panorama dibujado por el titular de Traballo, la portavoz del PP, Beatriz Mato, le pidió "un poco más de prudencia y menos complacencia", pues entiende que su intervención "no se corresponde con la realidad que hay hoy en Galicia", con el doble de mujeres que hombres en el paro y altas tasas de temporalidad.

Beatriz Mato también criticó el incremento "del 18,3 por ciento del capítulo uno de gastos de personal" y recordó que si lo llega a plantear un Gobierno del PP "arde Troya". El conselleiro le explicó que este aumento, que incluso calificó de insuficiente, es para dotar de personas a nuevos organismos como el Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral y el que se encargará de las políticas de igualdad en el trabajo, además de mejorar los recursos humanos del Consello Galego de Relacións Laborais.

"Este aumento tiene que ver con los compromisos de esta consellería, nosotros no trabajamos con cemento, nuestro instrumento de trabajo son las personas. Este departamento necesita recursos humanos, por lo que incluso diría que es escaso", razonó.

Por su parte, el diputado del BNG Fernando Blanco Parga reconoció la apuesta política del actual Gobierno por las políticas laborales, "con un incremento del 44 por ciento" de las partidas de Traballo en relación al último año presupuestado por el anterior Ejecutivo del PP.

Así, aunque denunció que Galicia sigue teniendo salarios de los más bajos, al igual que las prestaciones por desempleo y las pensiones, el parlamentario nacionalista coincidió con el conselleiro en que los problemas "son estructurales y no hay soluciones a corto plazo, sino a medio o largo".

Margarita Pérez Herráiz, del PSdeG, subrayó que la evolución del mercado laboral "está siendo mejor de lo que era con anterioridad" y resaltó que la caída de fondos europeos se compensa "con un aumento de casi el 22 por ciento de recursos propios".