Villares cuestiona los acuerdos del plenario de En Marea por el censo

Plenario de En Marea en Santiago
EN MAREA
Actualizado 30/10/2018 16:08:56 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha cuestionado las decisiones adoptadas por el plenario de la formación rupturista el pasado sábado, por las "irregularidades" que, denunció, se dieron a la hora de admitir la asistencia a la asamblea. En todo caso, ha esperado que las primarias internas que elegirán los nuevos órganos de dirección sirvan para "zanjar" los problemas internos.

   Así, a preguntas de los periodistas posteriores a la junta de portavoces, explicó que el censo se había cerrado tres días antes y que hubo personas que no acudieron por esta situación pero, otras que no estaban anotadas, se sumaron a última hora al plenario. A su juicio, decantó el tenor de las votaciones que le hicieron perder a la línea 'oficialista' que él encabeza cuestiones como la estrategia política y electoral que defendía él mismo en sus documentos.

   Villares, que ha afirmado que "no hay ningún tipo" de interferencia en el trabajo del grupo parlamentario después del plenario del pasado sábado, ha querido poner el acento en aspectos "positivos" de la asamblea, como el hecho de que al no haber listas abiertas, el sistema de elección será "proporcional". De esta manera, ha remarcado, "toda la pluralidad puede tener encaje".

   "La manera de resolver los problemas es dar voz a las distintas sensibilidades", ha manifestado antes de subrayar que confía en que las próximas elecciones internas, que siguen al plenario, "sirvan para zanjar definitivamente la problemática de la organización".

"VERDADERA ANOMALÍA"

   Villares ha considerado "una verdadera anomalía" lo ocurrido el sábado. "Si tenemos una norma de cerrar el censo tres días antes, no puede ser para algunas personas una norma y se les impide acudir y para otras personas se les disculpe y se les permita poder votar. Eso altera el censo y puede dar lugar al resultado de las votaciones en el plenario por esa alteración del censo en el último minuto", ha esgrimido.

   El portavoz orgánico y parlamentario de En Marea ha advertido de que todas las organizaciones políticas "sin excepción" tienen unas normas sobre el censo y ha destacado que en el caso de En Marea se cerró tan solo con el "escaso" margen de tres días antes.

SOBRE LAS CRÍTICAS

   Sobre las críticas realizadas por, entre otros, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, y el regidor de A Coruña, Xulio Ferreiro (en una entrevista con Europa Press), ha puntualizado que él no dijo que hubiese un golpe de estado en el plenario, sino que respondió a una pregunta en la que se incluyó esa expresión, como así figura en la entrevista de 'La Voz de Galicia' a la que se refirió.

   "Cualquiera que se tome la molestia", dijo sobre leer la entrevista, podrá comprobar que "en ningún momento" declaró eso. En todo caso manifestó que ya lo "aclaró" de manera informal y que ahora lo hacía públicamente, aprovechando una pregunta en la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces.

   Villares también se refirió a que "fue percibido como una decepción que deja mucho que mejorar" la "incomparecencia" del grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, salvo la diputada Alexandra Fernández (que cuestionó el funcionamiento del grupo confederal).

"NORMALIDAD DEMOCRÁTICA"

   El portavoz de En Marea cree que deberían haber acudido "a someterse a las críticas y preguntas de cualquier inscrito" y ha considerado que es una cuestión "muy mejorable" con la mirada puesta en "las próximas citas" asamblearias.

   En su intervención este martes, Villares también quiso destacar que hubo una ratificación de la labor de la coordinadora y del Consello en el plenario, si bien es cierto que estos documentos salieron aprobados cuando la asistencia al plenario se había parcialmente vaciado. Además, defendió que los debates del sábado respondieron a la "normalidad democrática" de una formación política, "salvo" lo del censo.