El armador del barco hundido en Malpica:"Claro que hay que ampliar el dique de abrigo, pero no ahora, hace años"

Publicado 21/12/2018 11:49:12CET

Lamenta que las "medidas había que tomarlas anteriormente" contra las corrientes y no "después" de que haya un fallecido

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El armador propietario del 'Silvosa', Emilio Cancela Bouzas, barco hundido en Malpica el jueves cuando salía del puerto, urge la necesidad de ampliar el dique de abrigo de este municipio coruñés para hacer frente a las corrientes, que según las primeras hipótesis, provocaron el siniestro en el que falleció el patrón de la embarcación, mientras otros tres marineros salvaron la vida.

"Claro que hay que ampliar el dique de abrigo, pero no ahora, hace años", reflexiona este armador en declaraciones a Europa Press el día después de la tragedia.

Cancela Bouzas denuncia que las "medidas había que tomarlas anteriormente" y no "después" de que haya un fallecido, pero como "nunca" hasta ahora había muerto nadie en la maniobra de salida del puerto, "pues hasta el día que pasa".

De este modo, coincide con la opinión del patrón mayor de Malpica, Pedro Pérez Martelo, quien recuerda que en el pasado ya hubo "sustos", y llama a "aumentar el espigón de abrigo medio kilómetro más para que esas corrientes no den llegado tan adentro y no ocurran problemas de estos".

En esta línea, Emilio Cancela apunta que "aquí el temporal pega muy duro", por lo que muchas embarcaciones "tienen que ir para el puerto de A Coruña porque aquí es imposible estar".

UN PATRÓN EXPERIMENTADO

Asimismo, el dueño del 'Silvosa' incide en la experiencia del patrón fallecido, José Ángel Sanjurjo Láuzara, que llevaba "un montón de años" de trabajo en la mar, "muy profesional" con "miles y miles de veces" de salida, al tiempo que defiende que el barco del que es propietario estaba "al día".

Con todo, incide en que el naufragio fue un "accidente" provocado por "las corrientes" y "la maniobra". "Fue un accidente nada más, es como quien en la carretera en un coche y se va fuera", deja claro.

Contador