Publicado 05/09/2017 17:57CET

Galicia tendrá 30 nuevos cajeros de emisión de documentos pesqueros y actualizará el software de los existentes

Los Ticpesc emitieron más de 300.000 documentos desde su puesta en marcha en 2010

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha avanzado este martes que se instalarán 30 nuevos cajeros Ticpesc --terminales que permiten obtener documentos de la actividad diaria de la pesca-- en los puertos gallegos, al tiempo que actualizará el software de los 58 existentes.

Así lo ha explicado en su visita al puerto de Celeiro, en Viveiro (Lugo), en donde la conselleira ha destacado que estos cajeros buscan "facilitar la vida a armadores y marineros", "no teniendo que estar a expensas de que esté el funcionario en la cofradía".

Los cajeros Ticpesc, que funcionan las 24 horas de los 365 días, han emitido más de 300.000 documentos desde su puesta en marcha en 2010, según apunta la titular de Mar. Así, se trabaja en la actualización de su software, que data de 2010, ya que desde ese año "la informática ha avanzado mucho".

En concreto, este sistema comenzó en 2010 con unos 5.000 documentos emitidos y cerca de 500 usuarios; mientras que en 2016 alcanzó los 62.000 documentos, con casi 4.000 usuarios.

TRANSPORTE Y ALTERNANCIA

A través de estos cajeros los profesionales del mar pueden obtener documentos de transporte, de alternancia de artes, origen y registro, entre otros.

Según los datos expuestos por Rosa Quintana, los documentos que más se emiten en las terminales son los relacionados con la actividad extractiva, que suponen un 45% de transporte y un 35% de alternancia de artes.

DRAGADO DEL PUERTO DE CELEIRO EN 2018

En otro orden de cosas, Quintana ha sido preguntada por el dragado pendiente del puerto de Celeiro. Sobre este extremo, ha indicado que se trata de un proceso "complicado", "necesita muchos informes para no perturbar el medio ambiente".

En una jornada en la que se ha reunido con la cofradía de Celeiro, Quintana ha indicado que "está encargado ya el estudio" para la declaración de impacto ambiental del dragado, mientras se estudia la zona de vertido a la que llevar los sedimentos que se extraigan y las autorizaciones pertinentes.

Por ello, la conselleira do Mar prevé que los estudios estén terminados "lo más rápido posible" para comenzar el año que viene la obra".