Actualizado 19/11/2007 20:21 CET

Pesca.- Armadores gallegos valoran las medidas del MAPA para reparar las consecuencias del cese de actividad en Gran Sol

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Armadores gallegos, agrupados en Puerto de Celeiro, valoraron las medidas adoptadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para reparar las consecuencias de la orden que amplía hasta el 29 de febrero de 2008 el cese temporal obligatorio de 30 días de la actividad pesquera del Gran Sol.

Porto de Celeiro atribuyó las modificaciones introducidas en la orden ministerial a la colaboración entre las entidades representativas del sector y la Administración que "han permitido articular iniciativas que ponen fin al desencuentro causado por la primera redacción de la orden".

Estos armadores aseguraron que era "imposible achacar" a ninguna empresa "falta de planificación" y "mucho menos mala fe" en la no realización de una parada en su actividad productiva a lo largo de 2007 "que no respondiese a criterios meramente de gestión, de adecuación de sus patrones de explotación a la normativa vigente o a cuestiones meramente técnicas".

Para Porto Celeiro, la nueva redacción de la orden garantiza que la flota puede ver reconocidas las paradas técnicas realizadas desde el 1 de enero y destacó que, aunque las nuevas condiciones para el cese de la actividad no reflejan en su totalidad sus demandas, son sin embargo "suficientes" para reducir el impacto directo en la flota en un momento de "crisis" derivada de la "imparable subida" del combustible y en una época del año en que la actividad es más rentable, "puesto que la demanda y los precios de la merluza alcanzan sus mayores cotas".

La flota representada por Puerto de Celeiro dispone de casi el 30% de los derechos de pesca en Gran Sol y ha referenciado su actividad, capturas y planificación para 2007 en función de los mismos.

Puerto Celeiro destacó que se ha mantenido hasta la fecha dentro de esos parámetros y comparte con la Administración la necesidad de poner "punto final a la indefinición" en la gestión de cuotas de aquellas especies compartidas con la flota de Caladero Nacional.

Así, para especies como besugo, alfonsinos y brótolas, afectadas en este 2007 por cierres anticipados --tal y como ocurriera con la merluza en 2005 y 2006-- Puerto Celeiro precisó que respalda la iniciativa de establecer el reparto de las cuotas entre los diferentes segmentos, de modo que cada uno de ellos pueda planificar su actividad con autonomía, "conforme a la legislación y con garantías de sostenibilidad y rentabilidad económica a lo largo de todo el año".