Actualizado 30/05/2008 15:26 CET

Pesca.- El BNG rechaza el desguace y acusa a la UE de querer "eliminar" la pesca gallega con la "coartada" del gasoil

Propone precios mínimos de referencia, incentivar la venta directa, identificación de origen y mayor control de las importaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario del BNG rechazó hoy recurrir al "desmantelamiento" de la flota o la "subvención directa" para paliar la carestía "brutal" del precio del combustible como solución a la crisis que tiene el sector y que "amenaza la viabilidad y su continuidad". Con todo, proclamó que "hay futuro" para la pesca en Galicia, aunque puntualizó que "no pasa por el desguace".

"No vamos a ser comparsas del interés existente de eliminar a un extraordinario competidor", advirtió hoy el portavoz de Pesca del BNG, Bieito Lobeira, quien se mostró muy crítico con el comisario de esta materia de la UE, Joe Borg, quien defendió la reducción de la flota como solución a la crisis por la "inadaptación del actual tamaño al estado de capturas".

Lobeira interpretó que la UE ha aprovechado el problema del incremento de los carburantes como "coartada" para justificar un objetivo que, "tiene desde hace tiempo, de desmantelar el sector pesquero gallego".

"Hay alternativas", defendió Lobeira, quien anunció que el BNG "combatirá" la propuesta de la UE de desmantelamiento de la flota "con todos los medios a su alcance". "Y si hace falta, saldrá a la calle", resolvió.

NO SÓLO POR LA CARESTÍA DEL COMBUSTIBLE.

Así, anunció una batería de propuestas para hacer frente a la situación de crisis que atraviesa el sector y cuyo origen no sólo limitó al incremento del precio de combustible.

En concreto, advirtió de que el sector "no podía tener futuro" con precios de "miseria" que se estaban registrando en lonja por un sistema "viciado"; la no identificación del origen de procedencia; o la falta de suficiente control en las importaciones.

Ante esta situación, Lobeira garantizó que el BNG no va a "renunciar ni claudicar" en la defensa de viabilidad del sector pesquero gallego, que erigió como "estratégico" no sólo en España sino en Europa.

PROPUESTAS.

Convencido del "futuro" del sector de la Pesca en Galicia, Lobeira dio cuenta de las propuestas para ello y que buscará consensuar con todos los agentes del sector y el resto de grupos parlamentarios. El objetivo; trasladarlas, para que las hagan suyas, las administraciones gallega y central.

El primer reto es el de alcanzar un precio mínimo de referencia para todos los productos pesqueros, tal y como valoró que se ha logrado con el jurel y que ahora se buscaría "extender" al resto de especies.

Además, consideró necesario incentivar la venta directa para que la revalorización del producto repercuta directamente sobre los marineros y mariscadores; garantizar la identificación del origen de los productos gallegos; y mayor control sobre las importaciones.