Actualizado 27/10/2007 19:31 CET

Pesca.- El paro de la flota de Gran Sol de Celeiro (Lugo) tendría un impacto de 8 millones y afectaría a 500 empleos

CELEIRO (LUGO), 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cese de la actividad pesquera en el caladero de Gran Sol que pretende imponer el Ministerio de Pesca tendría para el Puerto de Celeiro (Lugo), de llegar a materializarse, un impacto económico superior a los 8 millones de euros.

La flota del Puerto de Celeiro tendría que amarrar 28 buques y regular empleo para 500 trabajadores, lo que conllevaría dejar de pagar salarios por valor de 1,4 millones de euros. Así, advierte de que todo ello significaría un extraordinario impacto en una comarca especialmente dependiente de la pesca, que se produciría, además, en una época tan delicada para las economías familiares como es la Navidad.

Precisamente, el paro ordenado pro el Ministerio de Pesca también coincide con el período del año en que la actividad es más rentable, puesto que la demanda y los precios de la merluza alcanzan sus mayores cuotas.

El Puerto de Celeiro reitera que, si llega a ponerse en práctica en sus actuales términos, la orden ministerial también tendría consecuencias negativas para los consumidores, puesto que desabastecería los mercados, con un previsible incremento del precio de la merluza durante la temporada de Navidad.

Alerta de que la entrada de productos de importación durante noviembre y diciembre, tan importantes para la comercialización pesquera nacional, supone un duro revés para la imagen y dificultaría el retorno al mercado de los productos nacionales en los primeros meses del próximo año.

DIALOGO ABIERTO.

Puerto Celeiro aclara que es consciente y respaldas las gestiones que se han puesto en marcha para tratar de consensuar con el Ministerio de Pesca una nueva redacción de la orden que evite perjuicios económicos al sector.

En este sentido, estima que el cese de la actividad debería ser voluntario extendiéndose su plazo de cumplimiento en un período más amplio de tiempo, que incluya lo que queda de año y julio de 2008.

Concluye que el paro no se justifica ni por razones de conservación del recurso (el ICES recomienda un aumento del 3 por ciento de las cuotas de merluza para 2008), ni por una supuesta necesidad de evitar el agotamiento del esfuerzo pesquero (los barcos de Celeiro disponen de una media de 238 días de actividad autorizada hasta fin de año).