Actualizado 12/04/2007 20:52 CET

Pesca.- La Xunta se reúne mañana con las cofradías de Pontevedra para abordar la declaración de zona C en Lourizán

Pesca detectó presencia de aguas fecales, lo que obliga a enviar a conserva los productos extraídos o reinstalarlos en aguas limpias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Recursos Mariños, Antonio García Elorriaga, se reunirá mañana con los representantes de las cofradías de Pontevedra, Lourizán y Raxó, afectadas por la decisión de la Consellería de Pesca de declarar zona C las aguas donde marisquean, lo que les imposibilita vender directamente y les obliga a enviar a conserva o reparquear durante dos meses las especies extraídas en lugares con calidad de agua adecuada.

Este encuentro se produce después de que el pasado martes los mariscadores del fondo de la ría de Pontevedra solicitaran una entrevista con responsables de la consellería para organizar una mesa de trabajo destinada a buscar soluciones a los vertidos.

Los representantes del sector dieron de plazo hasta mañana viernes para obtener una respuesta a su petición. En caso contrario, amenazan con emprender medidas de presión: "O nos tienen en una mesa de trabajo o nos veremos en otros foros", afirmó el patrón mayor del pósito de San Telmo (Pontevedra), Miguel Pazos.

No obstante, finalmente, el departamento que dirige Carmen Gallego informó a Europa Press que ha decidido convocar a las cofradías afectadas a una reunión, que se celebrará en la sede de la delegación de la Consellería de Pesca en Vigo, a las 12.00 horas.

La Consellería de Pesca tomó la decisión de cambio de categoría el pasado miércoles, día 4, al detectar la presencia en aguas fecales en la zona de Lourizán, declarada como B, lo que permitía vender el marisco directamente a lonja, una vez depurado.

No obstante, la calidad de las aguas ha obligado a catalogar como C esta parte del interior de la Ría de Pontevedra, con lo que lo extraído debe ser reparqueado durante dos meses o comercializarlo en conserva.

MÁS DE 500 FAMILIAS AFECTADAS

Tras conocerse la decisión de Pesca, los mariscadores del fondo de la ría de Pontevedra exigieron a la Consellería de Pesca que les remitiese los informes oficiales según los cuales el banco marisquero de Lourizán está afectado por la presencia de aguas fecales.

La presidenta de la agrupación de mariscadores a pie de Lourizán, María Jesús Martínez, alertó que son más de 500 familias las que viven de la actividad extractiva en este arenal, al que se refirió como "el más productivo" de la ría. También anunció que exigirá a Pesca "que averigüe de dónde viene el vertido y lo solucione", argumentando que "los mariscadores no tienen la culpa de la contaminación".

María Jesús Martínez expresó su "extrañeza" por los resultados de los análisis, tras las obras acometidas en la depuradora de Placeres, que favorecieron que el banco marisquero de Placeres fuera declarado como zona B.

Además, expresó su preocupación por la posibilidad de que tengan que renunciar a servir un pedido de semilla de almeja japónica que se iba a "reparquear" en otras playas.

Miguel Pazos reiteró la "extrañeza" del sector tras detectarse la presencia de aguas fecales, pocos meses después de la entrada en funcionamiento de un sistema de depuración en la zona de Placeres. No obstante, expresó la voluntad de los mariscadores de renunciar a los tres días de faena que tenían solicitados para este mes "con tal de resolver el problema y estabilizar la catalogación de Lourizán como zona B".

"NO MENDIGAR, SINO TRABAJAR"

En este sentido, insistió en que lo que el sector quiere es "tener donde trabajar y no mendigar", al no tener intención de solicitar ayudas a la Consellería de Pesca "con tal de que se arregle cuanto antes lo que esté pasando".

Pazos expresó su preocupación ante la próxima campaña de verano, de la que dependen "casi el 60 por ciento de los ingresos de todo el año". El patrón mayor de la cofradía de San Telmo señaló que "las mariscadoras llevan un año y medio con dificultades para llegar a fin de mes" a raíz de la primera clasificación del banco marisquero de Lourizán como zona C y las riadas posteriores.

COMPENSAR FALTA DE INGRESOS

Ante las pérdidas motivadas por la reclasificación del arenal, Miguel Pazos confía en que puedan compensar esa falta de ingresos "con dos días limpiezas remuneradas y la extracción de un pedido de semilla de almeja japónica para reparqueo en otras playas".

Pazos hizo un llamamiento a la consellería para atajar la "mala imagen" que se está dando a los productos que se extraen del banco marisquero afectado al considerar que se está produciendo en el mercado una reticencia a su consumo.

Por su parte, la presidenta de las mariscadoras a pie de Raxó, Elena Camiño, transmitió las "dudas y desconfianza" de este colectivo ante la suspensión de la actividad extractiva, que se prolongaría hasta el 4 de junio.

EXPLICACIONES DE PESCA

Por su parte, la Consellería de Pesca recordó que son "temporales" los cambios producidos en Galicia de zonas marisqueras de zonas B a C, ya que advirtió de que está trabajando, en colaboración con las cofradías afectadas, en una serie de actuaciones para mejorar la calidad de estas aguas, localizadas no sólo en la parte interna de la Ría de Pontevedra, sino también en la ensenada de Baiona y la Ría do Burgo.

En concreto, en lo que respecta a la parte interna de la Ría de Pontevedra, Pesca precisó que es una zona (Lourizán) únicamente explotada por las mariscadoras a pie, "que tenían previsto trabajar sólo tres días de aquí al mes de junio".

Así, el departamento que dirige Carmen Gallego explicó que las trabajadoras afectadas realizan una parada biológica durante dos meses en sus bancos marisqueros, un paro que en el Plan de Explotación de este año había solicitado para mayo y junio.

En la reunión mantenida con el sector el 3 de abril, Pesca explicó que les dio la "oportunidad" de adelantar la época de descanso del 9 de abril al 9 de junio. En todo caso, durante esta semana ya ha adelantado que está estudiando las líneas de trabajo que se pueden emprender para que no pierdan estos tres días que tenían concedidos para trabajar en el mes de abril.

La consellería recordó que la clasificación de zonas de producción de moluscos en A, B o C, según la calidad de las aguas, viene dada por una normativa comunitaria de 2004 que entró en vigor en el mes de enero de 2006. Según la ley europea, los productos extraídos en la zona A se pueden vender directamente para consumo en fresco, mientras que los procedentes de la zona B deben pasar por un proceso de depuración. Los moluscos de zona C sólo podrán ser consumidos tras su reinstalación en zonas limpias.

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    El Principado volverá a decretar el cierre perimetral de concejos con alta transmisión

  3. 3

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  4. 4

    Muere el actor y director de teatro Gerardo Malla a los 84 años

  5. 5

    Once detenidos en Cádiz tras abortarse tres alijos e intervenirse más de 8.100 kilos de hachís