Publicado 19/03/2021 15:52CET

El alcalde de Ibiza afirma que la normativa sanitaria se cumplió en todo momento en la comida del Ayuntamiento

IBIZA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, ha asegurado este viernes que la normativa sanitaria se cumplió el pasado lunes en la comida celebrada en el salón de plenos del Ayuntamiento aunque ha indicado que "se pueden hacer todas las interpretaciones u opiniones sobre si fue adecuado o no".

Así ha contestado Ruiz a los medios de comunicación, en relación a la comida o reunión de trabajo que el pasado lunes tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Ibiza y que contó con la presencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, o del conseller de Movilidad y Territorio, Josep Marí.

Ruiz ha insistido en que fue una "comida de trabajo, una reunión" aprovechando el "poco" tiempo de Armengol, y con el objetivo de recabar información sobre las ayudas estatales presentadas hace una semana.

"Se hizo una reunión de trabajo en ese poco tiempo para tener información de primera mano, una reunión privada, sin focos", ha reiterado Ruiz, quien ha explicado que los asistentes sólo se quitaron la mascarilla en el momento de comer o beber.

El primer edil también ha reconocido que el Govern eligió a representantes de varios sectores para asistir a la comida y conocer su valoración sobre cómo gestionar con agilidad las ayudas estatales. El alcalde no ha precisado quién se hará cargo de los gastos del ágape.

"NO SANCIONABLE" PARA GARRIDO

Por su parte, la consellera de Presidencia, Mercedes Garrido, ha considerado que hay que distinguir lo que son reuniones sociales y la excepción de la propia orden en relación a reuniones laborales o institucionales.

Según Garrido, "no es una reunión sancionable" porque "no se incumplieron las normas" y, según su opinión, no se puede "comparar con una reunión social o familiar en una vivienda privada" porque son "dos situaciones totalmente desiguales".

"Necesitamos siempre cumplir las indicaciones que nos hace Salud", ha asegurado Garrido, explicando que en la comida sólo los asistentes se quitaron las mascarillas en el momento de comer o beber y la sala estuvo ventilada.

Contador

Para leer más