Actualizado 07/12/2016 14:52 CET

Camargo se descarta para relevar a Huertas

Camargo: "Tenemos que pensar muy bien si nos conviene dedicar otra persona de Podemos a la presidencia del Parlament"

PALMA DE MALLORCA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) - -

La portavoz del grupo parlamentario Podemos, Laura Camargo, se ha descartado para asumir la presidencia del Parlament, en el caso de que finalmente Xelo Huertas tenga que abandonar el cargo, al tiempo que ha opinado que su formación debería "pensarse muy bien" si le interesa o no que alguien de su grupo parlamentario asuma el relevo.

"Hay que pensar muy buen si nos conviene o no dedicar a otra persona de Podemos al cien por cien a la actividad institucional que requiere el cargo de presidenta de la Cámara balear, en lugar de trabajar como diputado del grupo parlamentario", ha considerado Camargo al ser preguntada acerca de si deberá ser un miembro de Podemos el que tome el relevo de Huertas.

En los pasillos del Parlament, Camargo ha recordado que si la dirección estatal de la formación morada confirma la expulsión de Huertas y la de la diputada Montse Seijas, su grupo pasará de contar con 10 parlamentarios a 8, a los que habría que restar uno más si ostentara la presidencia del Parlament, por lo que "tan solo quedarán 7 personas dedicadas al trabajo parlamentario", ha indicado.

"En el caso de que Podemos se quede con 8 diputados, igual no convendría que uno de ellos fuese presidente de la Cámara autonómica", ha insistido al respecto.

En este punto, la portavoz de Podemos ha aclarado que en los Acuerdos por el Cambio está establecido que la presidencia del Parlament corresponde a un miembro de Podemos --tal y como ocurre actualmente-- si bien, ha dicho que, en cualquier caso, deberá ser una "decisión interna" del consejo político ciudadano y de su grupo parlamentario la que determine si el cargo lo seguirá ostentando un miembro de Podemos.

CAMARGO SE DESCARTA PARA RELEVAR A HUERTAS

Con todo, Camargo se ha descartado para relevar a Xelo Huertas, en el caso de que ésta se vea obligada a abandonar la presidencia del Parlament.

"No me gustaría ser presidenta del Parlament porque este cargo requiere 24 horas de dedicación institucional", ha afirmado la portavoz de Podemos, quien ha explicado que ella prefiere seguir ejerciendo las tareas propias del grupo parlamentario.

Por último, ha insistido en que hay que esperar a que se cumplan los plazos establecidos. "Hay que respetar el proceso garantista y cumplir los tiempos marcados, hasta que haya una resolución definitiva", ha recalcado.