Publicado 09/10/2019 16:26CET

Armengol expresa su orgullo por la "avalancha de solidaridad" con Llevant en el primer aniversario de la 'torrentada'

Jóvenes que trabajaron como voluntarios en las tareas de limpieza en las inundaciones en el levante de Mallorca, en Sant Lloren des Cardassar
Jóvenes que trabajaron como voluntarios en las tareas de limpieza en las inundaciones en el levante de Mallorca, en Sant Lloren des Cardassar - EUROPA PRESS - Archivo

PALMA DE MALLORCA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha expresado este miércoles su orgullo y agradecimiento por la "avalancha de solidaridad" que se volcó con los municipios de Llevant afectados el año pasado por graves inundaciones, en el primer aniversario desde la tragedia.

Este miércoles se cumple el primer año desde la tragedia que dejó 13 víctimas mortales, y se han organizado una serie de actos conmemorativos a los que asistirá la presidenta, entre otras autoridades.

Armengol ha publicado una serie de mensajes en su cuenta oficial de Twitter para recordar "uno de los episodios más tristes vividos nunca" en Baleares, aunque también "uno de los momentos más esperanzadores como sociedad" gracias a "el espíritu de miles de voluntarios".

"Como presidenta, estoy inmensamente orgullosa de formar parte de un pueblo que crece con la empatía y la responsabilidad de tantos ciudadanos", ha manifestado Armengol, recordando que "ante la peor pesadilla imaginable, personas y entidades de todos los rincones de las islas se apresuraron en la reacción y se plantaron en Llevant al día siguiente de la tragedia para que los vecinos se volvieran a levantar".

En los días posteriores a la tragedia, unas 2.000 personas se inscribieron como voluntarias para ayudar en las tareas de limpieza, en las que colaboraron organismos como la Unidad Militar de Emergencias (UME), entre otros. El día siguiente a las inundaciones, el 112 tuvo que pedir a la población que evitaran llamar para ofrecerse como voluntarios, puesto que las líneas se colapsaron, y la cuota de voluntarios se cubrió rápidamente.

"Cogiendo una escoba, ofreciendo su casa o abrazando a quien lo había perdido todo, miles de acciones anónimas y desinteresadas contestaron a los estragos de la naturaleza. Mostraron una sociedad generosa en el esfuerzo, determinada en la reacción y unida en los sentimientos", ha apuntado Armengol, que ha añadido que es en momentos como éstos "cuando un pueblo demuestra su altura moral".

Así, la presidenta ha considerado que la población de Baleares demostró ser "una tierra solidaria y comprometida", y que el comportamiento de los voluntarios "es una escuela de civismo".

Igualmente, Armengol ha agradecido "la heroicidad de los servicios de emergencia, cuerpos y fuerzas de seguridad, colegios de profesionales, asociaciones y entidades, que durante semanas se volcaron para que Sant Lloren, Art, Manacor, Capdepera y Son Servera recuperaran la normalidad".

Finalmente, también ha dedicado unas palabras de "sentido recuerdo" a las 13 víctimas, y ha expresado su "apoyo a las familias".