Armengol quiere que el Consell se convierta en el "auténtico" gobierno de Mallorca

Actualizado 24/12/2007 19:01:39 CET

((INFORMACIÓN EMBARGADA HASTA LAS 21.00 HORAS))

PALMA DE MALLORCA, 24 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, expresó hoy su deseo de que la Institución que preside se convierta mediante el desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía en el "auténtico" gobierno de Mallorca, desde donde se comprometió a trabajar el próximo año con "pasión e ilusión" para cumplir su principal objetivo: "servir a las personas".

Así se expresó Armengol en el discurso pronunciado para felicitar la Navidad, en el que realizó un balance positivo de los seis meses de andadura del gobierno, periodo "intenso" en el que, precisó, se han cometido aciertos y errores, pero sobre todo, se han tomado decisiones importantes fruto de un gobierno "plural y cohesionado".

De esta manera, la máxima representante de la Institución Insular resaltó el trabajo realizado en materia territorial, y recordó que Mallorca, una isla "frágil, pequeña, bella y mediterránea", necesita que la "cuiden" y dejen de "dañarla".

Sin embargo, también tuvo buenas palabras para el anterior Ejecutivo, y valoró lo "bueno" heredado de éste, comprometiéndose a continuar con el trabajo "bien hecho".

"Hay que potenciar lo que ha funcionado y ha dado un buen servicio a los ciudadanos, venga del color político que venga, porque es una muestra de nuestra responsabilidad", subrayó Armengol, para quien es un "deber" de las administraciones "acercar" los servicios al ciudadano.

MÁS RECURSOS PARA LOS AYUNTAMIENTOS

En este punto, la líder del Ejecutivo insular apuntó la intención de aumentar el apoyo prestado a los ayuntamientos desde la Institución, proporcionándoles más recursos económicos, y mencionó la creación de la Asamblea a de Alcaldes como un ejemplo de acercamiento a las corporaciones municipales de Mallorca.

Por otra parte, hizo hincapié en la importancia de modernizar la administración, potenciando las nuevas tecnologías, al tiempo que apuntó la necesidad de garantizar la "transparencia" en el funcionamiento de la misma, para que los ciudadanos sepan cómo se gestiona y a qué se destina su dinero.

Armengol se despidió recalcando su compromiso con Mallorca y con todos los mallorquines y gentes llegadas del exterior y que han elegido la isla como lugar donde vivir.