Asema censura que los talleres ilegales suponen un 30% del total y critican la "falta de voluntad política"

Publicado 29/06/2014 12:52:37CET

PALMA DE MALLORCA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Empresarial de Automoción y Náutica de Baleares (Asema), que agrupa a unos 600 talleres mecánicos de Mallorca, Menorca e Ibiza, ha criticado "la falta de voluntad política para abordar con firmeza el problema de la cada vez mayor presencia" de talleres ilegales que "realizan una de cada cuatro operaciones de mantenimiento y/o reparación de vehículos en España" y que en Baleares representan un 30% del total.

Según ha explicado este domingo el presidente de Asema, Joan Oliver, "la proliferación de este tipo de establecimientos" que se viene registrando en los últimos años "está causando un gran perjuicio a todos aquellos profesionales que sí cumplen con todas sus obligaciones".

"A pesar de ello, ni el Gobierno central ni el autonómico están adoptando las medidas necesarias para atajar esta situación", como podría ser "el refuerzo del cuerpo de inspección" destinado a detectar y denunciar "la existencia de talleres ilegales", ha subrayado Oliver.

El estudio realizado por la federación nacional de talleres a la que pertenece Asema, Conepa, revela que "una de cada cuatro operaciones de mantenimiento y/o reparación de vehículos en España se realizan de media en empresas que no están dadas de alta en los registros preceptivos".

Así, indica que la crisis económica ha supuesto la proliferación de los talleres ilegales, ya que hasta el año 2008 la incidencia de estos establecimientos era del 8% en toda España.

Según este estudio, a partir de 2010 "el problema se fue agravando", especialmente en aquellas comunidades autónomas en las que "la presencia de talleres ilegales era hasta entonces poco significativa", hasta llegar, por ejemplo, "hasta un 30% en el caso de Baleares". En 2012 y 2013 el problema se extendió ya fuertemente en todas las CCAA.

En cuanto al tipo de operaciones que realizan estos talleres ilegales, la mayoría corresponden a electromecánica y son, en general, actuaciones relacionadas con el mantenimiento periódico y con reparaciones de mecánica, siendo relativamente limitadas las de electrónica.

Respecto a la carrocería, la incidencia es algo menor y se concreta en arreglo de pequeños golpes, cambios de parachoques y sólo en muy contadas ocasiones grandes reparaciones de carrocería y pintado de vehículos enteros en cabina.

Para leer más