Actualizado 14/01/2016 10:38 CET

Baleares registra el descenso más acusado de la confianza empresarial en el primer trimestre, tras caer un 5,4%

PALMA DE MALLORCA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) - -

La confianza empresarial cayó un 5,4 por ciento en la comunidad autónoma de Baleares en el primer trimestre de 2016, por encima de la media nacional, donde este índice cae en un 1,3 por ciento, según el Índice de Confianza Empresarial publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogido por Europa Press.

Se trata, del peor dato a nivel nacional, donde la confianza empresarial aumenta en seis comunidades autónomas, con especial incidencia en Castilla-La Mancha (1,7 por ciento) y Murcia (1,2 por ciento), y desciende en once lideradas por Baleares (-5,4 por ciento).

En el caso de Baleares, el 59,9 por ciento de los empresarios tiene unas expectativas "normales" respecto al trimestre que comienza, por debajo de la media nacional (61,3 por ciento), mientras que un 25,9 por ciento se muestra pesimista (más que en España, 22,6 por ciento) y un 14,2 por ciento optimista (menos que en el resto del país, 16,1 por ciento), lo que da un saldo negativo del 11,7 (6,5 en negativo en España).

Preguntados por el trimestre ya finalizado, un 63,2 por ciento de los empresarios de las Islas Baleares considera que ha sido normal, frente a un 58,3 por ciento en España, mientras que un 20,3 por ciento lo ha visto de forma desfavorable, dato muy similar al 20,9 por ciento en el resto del país.

No obstante, un 16,5 por ciento de los empresarios de baleares ha opinado que el trimestre finalizado ha sido favorable, por debajo en este caso de la media nacional donde un 20,8 por ciento de los empresarios se ha mostrado optimista.

Esto da un saldo negativo en las Islas Baleares de 3,8, frente a un -0,1 en España.

DATOS NACIONALES

A nivel estatal, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cayó un 1,3% en el primer trimestre de este año respecto al trimestre anterior. Con este descenso de la confianza en el primer trimestre, este indicador rompe la racha de casi tres años (11 trimestres) consecutivos en terreno positivo.

Los datos del INE correspondientes al primer trimestre apuntan a un empeoramiento de las expectativas, ya que los empresarios pesimistas sobre cómo marchará su negocio han superado a los optimistas.

En concreto, en el primer trimestre del año el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), se situó en -6,5 puntos, frente al saldo negativo de 1,3 puntos del trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre enero y marzo de este año se ha situado en el 16,1%, cifra inferior a la del trimestre anterior (19,5%), y a la de los empresarios que opinan que su negocio evolucionará negativamente (22,6%).

En el primer trimestre, aumentó el pesimismo de los empresarios respecto al futuro inmediato (desde el 20,8% del cuarto trimestre de 2015 al 22,6% en el primer trimestre de este año), al tiempo que aumentaron, desde el 59,7% al 61,3%, los que opinan que su negocio marchará de manera normal.

MEJORA LEVEMENTE LA PERCEPCIÓN SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL

Por su parte, el balance de situación (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) progresó dos décimas y alcanzó los -0,1 puntos, frente a los -0,3 puntos del trimestre anterior.

Esta mejoría de la percepción sobre la situación actual es resultado del descenso de establecimientos empresariales que piensan que su negocio evolucionó de manera desfavorable en los tres últimos meses.

Así, en cuanto al trimestre ya finalizado (cuarto trimestre de 2015), el ICEA muestra que el 20,8% de los establecimientos empresariales tienen una opinión favorable sobre cómo ha funcionado su negocio en esos tres meses, frente al 20,9% de establecimientos que han apreciado una evolución desfavorable en este periodo y al 57,7% que hablan de normalidad.

El ICEA, que tiene una periodicidad trimestral y es comparable a nivel europeo, es la primera encuesta de opinión que realiza el organismo estadístico y se elabora a partir de una muestra representativa de establecimientos empresariales.

Durante el primer trimestre, la confianza empresarial bajó en once comunidades autónomas, en todos los sectores sectores de actividad y en cuatro de los cinco tamaños de establecimientos analizados.

TRANSPORTE Y HOSTELERÍA, DONDE MÁS BAJA LA CONFIANZA

Así, de acuerdo con los datos de Estadística, de los cinco sectores económicos analizados en este trimestre, el que experimentó el mayor retroceso de la confianza fue el de transporte y hostelería, con un descenso del 4,3%, seguido de comercio (-1,2%); construcción (-1%), e industria y otros servicios (-0,6% en ambos casos).

En cuanto al tamaño de los establecimientos, la confianza mejoró un 0,4% en los de más de 1.000 asalariados, pero bajó un 2,5% en los de menos de 10 asalariados; un 1,8% en los de 50 a 199 asalariados; un 0,3% en los de 200 a 999 asalariados y un 0,1% en los de 10 a 49 trabajadores.

Por comunidades, la confianza empresarial progresó en el primer trimestre en seis de ellas y bajó en once.

Los mayores repuntes se los anotaron Castilla-La Mancha y Murcia, con avances del 1,7% y del 1,2%, respectivamente, mientras que los mayores recortes se dieron en Baleares (-5,4%) y Navarra (-4,7%).

Para la elaboración de este indicador se toma como referencia metodológica la OCDE, el Ifo alemán y, sobre todo, el Tankan japonés, que elabora el Banco Central del país nipón.

Para leer más