Baleares vuelve a obtener financiación en los mercados mediante operaciones de nuevo endeudamiento de 178 millones

Billetes, dinero, euros, deuda
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 06/01/2019 10:52:25 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Baleares ha vuelto a obtener financiación a los mercados mediante las operaciones de nuevo endeudamiento ya concertadas por un total de 178 millones de euros destinadas a cubrir gastos sobrevenidos por las inundaciones en la comarca del Llevant y para afrontar varias indemnizaciones en materia de sostenibilidad territorial.

Así lo ha informado este domingo la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas en un comunicado. De esta forma, también la comunidad ha avanzado en el proceso -- ya empezado -- para la desvinculación progresiva de los mecanismos de financiación del Estado.

En este sentido, el Govern ha concertado ese crédito extraordinario sin tener que recurrir a los fondos y mecanismos de liquidez del Estado, ya que ha formalizado estas operaciones directamente con varias entidades financieras.

Este hecho supone un primera paso en el proceso iniciado el año pasado para la vuelta de Balears a los mercados financieros privados en 2019, como prevé el plan de endeudamiento plurianual de la Comunidad Autónoma de Baleares.

Este año, Baleares obtendrá por esta vía más de 500 millones de euros, de manera que conseguirá en los mercados tradicionales cerca del 50 por ciento de las necesidades financieras del ejercicio, según las previsiones de la Conselleria.

El plan de endeudamiento plurianual de Baleares, hasta el año 2021, ya recibió luz verde por parte del Gobierno central con los informes correspondientes favorables el pasado mes de septiembre.

Estas operaciones para concertar créditos extraordinarios, por un total de 178 millones, se han acordado con cuatro entidades bancarias (Caixa Bank, Banca March, Colonya Caixa d'Estalvis de Pollença y BBVA) y se destinan, por una parte, a financiar la concesión de ayudas a los afectados por las inundaciones en la comarca del Llevant de Mallorca, por un importe de 45 millones, y, por otra, a cubrir el abono de indemnizaciones derivadas de sentencias judiciales en materia de protección urbanística, por un importe de 133 millones.

Otro aspecto destacado es que el retorno a las vías de financiación en los mercados y el inicio de la desvinculación gradual de los mecanismos de liquidez del Estado suponen "un punto de inflexión" para Baleares, "un hito que nos permite recuperar autonomía financiera y mayor flexibilidad", ha destacado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera.

Asimismo, ha destacado también que este nuevo paso se produce después de haber cerrado el ejercicio 2018 con una reducción de la deuda pública de la Comunidad Autónoma, tanto en cifras absolutas como en porcentaje sobre el Producto Interior Bruto (PIB).

La cifra provisional de la deuda pública autonómica a fecha de 31 de diciembre de 2018 queda en los 8.723 millones de euros y representa un 28 por ciento del PIB y una reducción de 79 millones de euros respecto de los 8.802 millones (29,4 por ciento del PIB) de cierre de 2017.

Contador