Actualizado 03/10/2007 20:30 CET

Ben Amics exige la retirada del mercado del libro del 'metge Mena' por "misógino y homófobo"

PALMA DE MALLORCA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Lesbiana, Gay, Transexual y Bisexual de las Islas Baleares 'Ben Amics' exigió hoy la retirada del mercado de la publicación titulada 'Sanidad y sexualidad en los últimos 50 años del siglo XX' del doctor Arnau Company, el 'metge Mena', por abordar la sexualidad y la sanidad desde una perspectiva "misógina, homófoba y ofensiva para las personas".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Ben Amics, Chicosé Cubero, consideró que Company debería pedir disculpas públicamente a las personas afectadas por el libro y condenó la "falta de respeto" demostrada al vulnerar el derecho a la intimidad de las personas afectadas por el libro y el desprecio por la deontología profesional que obliga a los médicos a guardar el secreto profesional en la relación con sus pacientes.

"La prueba es que el propio Colegio de Médicos de las Islas Baleares haya expedientado al autor de esta obra. Las teorías desde la que se aborda las cuestiones relacionadas con la sexualidad son totalmente contrarias a las disciplinas científicas actuales y se basan en discursos rechazados por la comunidad científica", dijo. Cubero advirtió que relacionar una conducta sexual concreta con un tipo de orientación del deseo demuestra un "gran desconocimiento" sobre el tema abordado.

Con respecto a las declaraciones realizadas al diario 'Última Hora' en las que expresa su intención de "inspeccionar" homosexuales para elaborar un teoría de la sodomía, Ben Amics mostró su "más enérgico rechazo, tanto por el uso absolutamente inapropiado del lenguaje --las personas no se inspeccionan, no son objetos u animales-- como por la ausencia de rigor en el estudio de la sexualidad humana".

"Entendemos que es suficientemente clarificador el empleo de la palabra sodomía o sodomita, cargada de connotaciones religiosas que tiñen de perversión y de desviación una práctica sexual y una orientación del deseo. Es un dato más para comprender que no estamos ante un estudio científico ni riguroso sobre la sexualidad humana, sino ante un discurso caduco, machista y desde luego, sin ninguna base médica", concluyó.