Actualizado 19/11/2007 19:45 CET

Calvo asegura que el caso de presuntas irregularidades cometidas por un funcionario es "aislado" y descarta una trama

PALMA DE MALLORCA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, aseguró hoy que el expediente remitido por el Consistorio al Ministerio Fiscal por presuntas actuaciones irregulares de un técnico del departamento de obras es una caso "aislado y puntual" y descartó que forme parte de una trama, recalcando que Cort no está tramitando en estos momentos más expedientes a funcionarios por este motivo.

Así lo manifestó hoy en una rueda de prensa que ofreció para dar a conocer detalles sobre el caso, por el que se abrió el pasado 26 de octubre un expediente disciplinario a un técnico interino del departamento de obras de la Regiduría de Urbanismo, ante la comisión de presuntas irregularidades que podrían incurrir en delitos de tráfico de influencias y negociaciones prohibidas.

La alcaldesa señaló que se ha llevado a cabo una tramitación administrativa desde el momento que se tuvo noticia de las denuncias de presuntas irregularidades interpuestas en el Ayuntamiento por varios particulares, que fueron objeto de análisis y que fundamentan la actual actuación del Consistorio.

"Desde las personas que instruyen el expediente administrativo se ha considerado pertinente que se diera traslado al Ministerio Fiscal" señaló la primera edil, quien recordó que el expediente administrativo se ha "parado" para pasar a ser consultado por el Ministerio Fiscal.

CALVO DESCARTA LA TRAMA

"Se trata de una situación puntual, de un caso aislado y en ningún momento se habla de una trama" agregó Calvo, haciendo referencia al caso de presuntas licencias irregularidades destapado en el Ayuntamiento de Madrid, sobre el que señaló diferencias, incidiendo que en el caso palmesano "el expediente nace a iniciativa municipal y dentro del procedimiento administrativo".

En este sentido, señaló que desde el pasado 26 de octubre se produjo la suspensión de la relación laboral del funcionario con el Consistorio, momento desde el cual se comenzó a instruir el expediente administrativo por parte de un funcionario de Cort "designado específicamente para el caso". Este funcionario fue el que estudió la posibilidad de elevar el mismo a la Fiscalía.

Calvo especificó que el funcionario investigado se incorporó al Ayuntamiento en julio de 2002, en situación de interinidad, y señaló que hay constancia de denuncias formales a partir del mes de septiembre, incidiendo que "no consta formalmente denuncia con anterioridad, a pesar de que parece que hubo contactos previos". "No existe ninguna actuación formal tomada con anterioridad, ni que conste por parte de la anterior Gerencia de Urbanismo" señaló.

"A partir de hoy el expediente queda en manos del Ministerio Fiscal y se para temporalmente, a la espera de obtener una respuesta, la actividad disciplinaria por parte del Ayuntamiento" señaló la alcaldesa, quien insistió en la "conducta absolutamente impecable" de la inmensa mayoría de los funcionarios del Consistorio de la capital.