CCOO convoca una manifestación por los despidos realizados en la finca pública Raixa

CCOO convoca una manifestación por los despidos de Raixa
CCOO
Publicado 01/10/2018 18:11:37CET

PALMA DE MALLORCA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

CCOO ha convocado para las 11.00 horas del martes una manifestación frente al Consell de Mallorca para protestar por los despidos llevados a cabo en la finca pública Raixa porque consideran que "se vulnera el derecho a subrogación".

Según ha informado CCOO en un comunicado, los auxiliares de servicio de la finca están siendo "explotados" y "despedidos sin papeles del paro".

En esta línea, han asegurado que los auxiliares de servicio son contratados por empresas privadas que "se pelean por los contratos a costa de los salarios de los auxiliares y aún así, obtienen un beneficio a costa de sus condiciones de trabajo y de todos los contribuyentes".

En concreto, han explicado que el mes pasado fueron despedidos "sin papeles del paro" los auxiliares de servicio del polideportivo de Sant Ferran y "ahora les ha tocado a los auxiliares de servicio de la finca de Raixa en claro fraude de ley".

Además, han afirmado que "a menudo" tienen que cubrir el trabajo de varios compañeros "con perjuicios" para su salud laboral y para el servicio prestado y han añadido que "la administración llama cláusulas sociales a esta política, cuando se trata de un vil engaño".

"Nosotros defendemos la inserción laboral de todos los colectivos, pero, nos oponemos a esta sobreexplotación y a nuestros despidos. La ley debería obligar a las empresas a contratar personal con discapacidad reconocida sin entregar a cambio exenciones al pago a la seguridad social y otros beneficios, así como sin destruir empleos ni derechos", han explicado.

De este modo, han remarcado que "esto no es inserción, sino explotación con inserción como coartada" donde "con los beneficios que se quedan las empresas, podría garantizarse un servicio y empleos públicos más dignos y de calidad en la finca Raixa".

Los otros servicios de auxiliares del Consell, que son la sede de Palau Reial, La Misericordia y Sant Ferran, están pendientes de adjudicación, ya que las empresas concursantes están renunciando una tras otra a asumir el servicio porque temen una subida del salario mínimo y pretenden forzar otro concurso en mejores condiciones solo para sí mismas.

Por eso, han exigido al Consell que intervenga para anular la adjudicación y que en cualquier caso garantice las subrogaciones y el empleo, así como que readmita a los trabajadores despedidos del polideportivo y la finca de Raixa asumiéndolos como personal propio indefinido.