Publicado 25/06/2020 15:25:30 +02:00CET

Los comercios de Baleares arrancan una campaña de rebajas descafeinada por el efecto del COVID-19

Inicio de las rebajas de verano en El Corte Inglés de Palma, con las medidas de seguridad por el COVID-19.
Inicio de las rebajas de verano en El Corte Inglés de Palma, con las medidas de seguridad por el COVID-19. - EL CORTE INGLÉS

PALMA DE MALLORCA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los comercios de Baleares han arrancado este jueves una campaña de rebajas de verano descafeinada por el efecto del COVID-19, debido principalmente al déficit de turismo internacional.

Grandes marcas como El Corte Inglés han adelantado el inicio de las rebajas, habitualmente en julio, y esto ha obligado a los pequeños comercios a hacer lo mismo, según han indicado las patronales Pimeco y Afedeco.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Baleares (Afedeco), Antoni Gayà, ha considerado que el inicio de las rebajas está siendo "un auténtico desastre". Según ha señalado, varios comerciantes le han manifestado que "durante todo el día no han facturado nada".

Gayà atribuye esto a la falta de turistas y el consiguiente descenso en la afluencia de transeúntes por la calle, en especial en los principales ejes comerciales de la capital.

En cuanto al consumo interno, Gayà ha apuntado que los residentes tienen "miedo a rebrotes" y prefieren ahorrar. "Los residentes hemos cambiado el chip, durante meses hemos consumido muy poco y lo imprescindible", ha razonado. Por todo ello, ha lamentado que "poner rebajas sin clientes no tiene mucho sentido".

Gayà ha advertido de que sin reactivar el comercio "difícilmente" se podrá reactivar la economía, y ha avisado del impacto indirecto en toda la cadena que supondrá el cierre de comercios. Por ello, ha animado a los residentes ha acudir al pequeño comercio, recordando que es el sector "que más puestos de trabajo estables crea en Baleares".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco), Antoni Fuster, ha añadido que el hecho de ser este jueves un día laborable ha podido influir, por lo que ha mostrado esperanza en que pueda aumentar la actividad por la tarde.

El Corte Inglés también se ha mostrado optimista, expresando que espera que éstas "sean unas rebajas positivas" por "la mejora de la confianza notada estas semanas". "Creemos que los clientes estaban esperando los descuentos para realizar compras en confección y así lo estamos notando en estas primeras horas", han comentado.

Estos grandes almacenes confían en que la llegada de clientes aumente de cara a este fin de semana y en los primeros días de julio.

Desde Afedeco han anticipado "descuentos importantes" de un 40-50 por ciento; Pimeco ha apuntado que las rebajas se iniciarán con descuentos de entre un 25 y un 30 por ciento pero que irán intensificándose hasta ser "más agresivos". En El Corte Inglés las rebajas empiezan con descuentos del 30 al 50 por ciento en confección, complementos de moda, zapatería, deportes y textil hogar.

LAS AGLOMERACIONES, COSA DEL PASADO

Las patronales no creen que las medidas sanitarias impuestas por el COVID-19 estén desincentivando las compras. Dentro de las tiendas, todas las personas deben ir con mascarilla y utilizar el gel de manos. El aforo se limita a un 75 por ciento y, en el caso de la ropa, los artículos que se prueben se ponen en cuarentena durante 48 horas.

En esta situación, no se están produciendo aglomeraciones. "Ni esperamos que se produzcan, creo que ya forman parte del pasado", ha comentado Fuster.

Desde El Corte Inglés han reconocido que el arranque de las rebajas de verano "ha sido diferente al habitual". Entre otros motivos, porque la entrada de clientes debía hacerse de manera progresiva en las puertas, para cumplir con los protocolos de seguridad y limpieza de la nueva normalidad.

Contador

Para leer más