Cort comienza a derribar dos casas de Son Banya tras no encontrar a los propietarios

Una casa derrumbada en Son Banya con una gran piedra
CORT - Archivo
Actualizado 19/09/2018 13:38:28 CET

PALMA DE MALLORCA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las máquinas retro-excavadoras han comenzado este miércoles a las 13.00 horas a derribar dos casas del poblado de Son Banya al no encontrar a los propietarios y está previsto que las dos restantes se derriben entre el jueves y el viernes.

Según ha recogido en una nota informativa el Ayuntamiento de Palma, esta mañana técnicos de los juzgados, acompañados por Policía Local y Nacional, han comprobado que las cuatro casas afectadas por órdenes de desahucios estaban vacías y se han ejecutados dichas órdenes.

Tras ello, a las 10.00 horas las empresas Vitrac y Adalmo, encargadas de los derribos y tratamiento de residuos han comenzado las tareas necesarias para tirar las casas.

La regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercè Borràs, ha explicado que, a partir de ahora, cada miércoles se irán ejecutando entre tres y cinco órdenes de desahucio y, a medida que se queden vacías, se irán demoliendo las casas.

Borràs ha mostrado una "gran satisfacción por cómo se están desarrollando los acontecimientos" y ha agradecido el trabajo conjunto que han hecho diferentes concejalías como Bienestar y Derechos Sociales, EMAYA, Infraestructuras y los cuerpos y fuerzas de seguridad.

SIN MARCHA ATRÁS

Sobre el desmantelamiento, la regidora ha sostenido que "ha quedado claro" que "Son Banya no tiene marcha atrás". "Es una situación que se debe aceptar, Palma debe ser una ciudad de igualdad de oportunidades, los 193 niños que viven lo merecen, y está asegurado que antes de 2020 será un solar", ha dicho.

Asimismo, Borràs ha recordado la importancia de que haya un acuerdo político con todos los partidos políticos con representación municipal, para que efectivamente se cumpla con el desmantelamiento del poblado gobierne quien gobierne.

Por otra parte, la concejala ha indicado que las tres familias que salieron voluntariamente en julio están "integradas en el barrio" y cuentan en un seguimiento de los profesionales del área.

"Paralelamente a las órdenes judiciales irán saliendo las familias que quieren salir voluntariamente a medida que tengamos las casas disponibles", explicó.

Hay un total de 45 casas del poblado afectadas por órdenes de desahucio. De estas, hay un total de 17 que se han acogido al plan de reinserción de Son Banya aprobado por el Ayuntamiento, de las que ya se han realojado tres.

En este sentido, Borràs ha reiterado que el Ayuntamiento sigue necesitando cuatro viviendas para poder realojar todas las familias que voluntariamente quieren abandonar el poblado y que cumplen los requisitos para acogerse al plan de reinserción.