Publicado 31/01/2021 16:28CET

El curso de capacitación como policía local ofrece formación en atención y auxilio a personas con necesidades especiales

La presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Baleares, Maria de Carmen Soler, participa con su perro guía en una de las sesiones formativas del curso de capacitación de policías locales.
La presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Baleares, Maria de Carmen Soler, participa con su perro guía en una de las sesiones formativas del curso de capacitación de policías locales. - CAIB

La presidenta de la ONCE, Maria de Carmen Soler, y el presidente de Sensordma, Rafael Medina, han participado en dos sesiones formativas

PALMA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los 35 agentes que han participando en la cuadragésimo primera edición del curso básico de capacitación como policía local impartido por Escuela Balear de Administración Pública (EBAP) han participado en acciones formativas para atención a la ciudadanía con necesidades especiales.

Según ha informado la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización este domingo en nota de prensa, dentro del programa del curso, se ha incluido formación práctica para la atención y auxilio de personas invidentes y de personas con discapacidad auditiva.

Por este motivo, la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Baleares, Maria de Carmen Soler, ha participado con su perro guía en una de las sesiones del curso para explicar las necesidades y las dificultades de las persones invidentes en su actividad diaria, así como las formas más adecuadas para intervenir en este colectivo.

De igual modo, el presidente del Grupo de Senderismo de Sordos de Mallorca (Sensordma) y miembro de la Asociación de Personas Sordas de Mallorca, Rafel Medina, ha impartido otro taller para sensibilizar a los agentes acerca de la realidad del colectivo de personas con discapacidad auditiva.

Ambas acciones han supuesto, ha hecho hincapié la Conselleria, la posibilidad dar visibilidad a personas con discapacidad y concienciar sobre las barreras que se encuentran en su día a día y, de una manera especial, cuando requieren el auxilio de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Respecto al curso de capacitación, hay que recordar que, en esta edición, que concluye el próximo día 5 de febrero, los agentes han recibido unas 80 horas más de formación práctica, incrementando las clases de preparación en tareas como, por ejemplo, la regulación del tráfico, la investigación de accidentes o el auxilio y protección de la ciudadanía.

Este año, por primera vez desde que se implantara el nuevo modelo de acceso introducido a través de la Ley 11/2017, de 20 de diciembre, que modifica de la Ley 4/2013, de 17 de julio, de coordinación de las policías locales de esta comunidad autónoma, los agentes en formación son funcionarios que han tenido que superar un proceso de oposición con evaluación teórica y de aptitud física.

La actual promoción de agentes ha iniciado el periodo de prácticas en sus municipios mucho antes de lo que estaba previsto, gracias a la modificación normativa aprobada por el Govern balear e impulsada por la Conselleria, que permitió que los policías locales en formación pudieran hacer prácticas en sus municipios durante el estado de alarma a pesar de no haber superado una quinta parte del curso de capacitación obligatorio.

El curso de capacitación ha tenido una carga lectiva de 795 horas de duración, tanto de teoría como de práctica, divididas en un total de 10 módulos, que han versado acerca de Ordenación y regulación del tráfico en el ámbito urbano, Investigación de accidentes de tráfico, Policía local administrativa, Fundamentos de la profesión de policía local, Investigación y policía local, Auxilio y protección de la ciudadanía, Prevención de la delincuencia, Dominio de la técnica policial y área complementaria.

Otra novedad este año ha sido la línea de ayudas de hasta 1.215 euros por alumno que la EBAP ha puesto al alcance de los agentes en formación que residen fuera de Mallorca con el objetivo de compensar parte de los gastos de vivienda y desplazamientos que deben atender para asistir al curso básico de capacitación fuera de su isla.

Del total de 35 alumnos que han participado, 18 son de Ibiza (tres de Sant Antoni de Portamany, 12 de la ciudad de Ibiza, dos de Santa Eulària des Riu y uno de Sant Josep de sa Talaia), ocho de Menorca (siete de Mahón y uno de Ciutadella), siete de Mallorca (tres de Sóller, dos de Binissalem, y dos de Campos) y dos de Formentera.

Para leer más