Actualizado 17/11/2011 20:21 CET

ERC anima a la Justicia a seguir con el 'caso Nóos' y a no imitar las "miserias" del Congreso, que no fiscaliza al Rey

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número dos de ERC al Congreso por Barcelona y diputado desde 2004, Joan Tardà, tiene dudas de que la Justicia vaya a llegar hasta el final en la investigación abierta sobre el Instituto Nóos que presidió el Duque de Palma, Iñaki Urdangarín, teniendo el cuenta el propio Parlamento "ha renunciado" a fiscalizar las actividades de los miembros de la Familia Real, pero anima a los jueces a seguir adelante y a no imitar la "miserable" actuación de la Cámara Baja.

Poniendo por delante el derecho a la presunción de inocencia de todo el mundo, Tardà ha avisado de que la Justicia "tendrá que ser muy explícita" en este caso y ha insistido en que "nadie debe presionar" a los jueces.

"Espero que la Justicia no haga dejación de funciones de manera irresponsable y sucumba a una autocastración como la que se aplicó el Parlamento", ha comentado, recordando que él tiene recurrida ante el Tribunal de Derechos Humanos de la UE la negativa del Congreso ha fiscalizar las cuentas de la Casa del Rey.

TODOS CON LA SANGRE DEL MISMO COLOR

En declaraciones a Europa Press, el republicano ha asegurado que, en la medida en que no hay "transparencia" sino "opacidad" en las actividades de los miembros de la Familia Real, no se puede dar "carta de validez" a los argumentos esgrimidos desde Zarzuela, que ha definido como actividades privadas las desarrolladas por Urdangarín y el asesor de las Infantas, Carlos García Revenga, en Instituto Nóos.

"No hay nada privado ni institucional, los dos planos se confunden", ha señalado Tardà, incidiendo en que, al menos desde el Parlamento, es imposible comprobar la veracidad de esa afirmación porque no se puede ejercer control alguno sobre la Casa del Rey.

Además, ha admitido su sorpresa por la afirmación, también procedente de Zarzuela, de que si finalmente es imputado, Urdangarín tendrá que defenderse como un ciudadano más. "Sólo faltaría, todos tenemos la sangre del mismo color", ha exclamado Tardà.