El escritor Biel Mesquida recuerda a Valtònyc y a los políticos catalanes encarcelados en su pregón de l'Estendard

El escritor Biel Mesquida junto con el alcalde de Palma
AYUNTAMIENTO DE PALMA
Publicado 28/12/2018 20:39:47CET

PALMA DE MALLORCA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El escritor Biel Mesquida ha recreado este viernes la Palma medieval en tiempos de Ramon Llull durante el pregón de la Festa de l'Estendard, que ha finalizado recordando la condena de Valtònyc y a los políticos encarcelados "por la libertad", en relación a Jordi Cuixart, Jordi Sánchez, Oriol Junqueras, Quim Forn, Carles Puigdemont, Tamara Carrasco, Meritxell Serret, Toni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Anna Gabriel, Josep Rull, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Raül Romeva, Jordi Turull, Marta Rovira y Adrià Carrasco.

Durante el pregón, que ha dado inicio a la fiesta a las 18.00 horas en la sala de plenos de Cort, bajo el título 'Mil i una Palma', el escritor ha incidido en la importancia de la Festa de l'Estendard, describiéndola como "el epicentro, la tradición, la bulla, el delirio o la convulsión".

Asimismo, Mesquida ha querido hacer una descripción detallada de cómo era Palma en tiempos de Ramón Llull, desde el año 1232 hasta su muerte. Así, ha repasado algunas de las estructuras emblemáticas y con historia de Palma, como la Catedral la Seu, la plaza Villa de Madrid, los laberintos de los barrios, la variedad de establecimientos "de toda casta", las iglesias, la Llotja, le mercado de Pere Garau o las arenas de Can Pere Antoni.

A mitad del pregón, el escritor ha continuado leyendo desde la mirada de un protagonista de 70 años que mira desde la ventana de la cabina de un barco que le traslada de Barcelona a Palma.

Aquí, el autor detalla, bajo la lupa del personaje Macià, otros emblemas de la ciudad, entre los que destaca el Castell de Bellver, la zona del Terreno o el consolat de Mar, entre otros.

Con todo, también ha resaltado que "el arte de vivir no tiene historia" ni "evolución", refiriéndose a que "otros placeres llegarán" pero "sin reemplazar nada".

Así se ha expresado para hablar del "salvaje" franquismo y de una transición "en la que la corrupción y la destrucción fueron plegadas".

EL EXILIO DE VALTÒNYC Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Biel Mesquida ha concluido la última parte del pregón con unas líneas de dedicación al rapero mallorquín Valtònyc, condenado en España por enaltecer el terrorismo e injuriar al Rey en las letras de sus canciones, asegurando que hoy en día "vivimos un momento de parálisis del proceso democrático".

En concreto, el escritor ha subrayado que la escritura y la libertad son sinónimos y que la condenar a prisión a un cantante sería "condenarnos también a nosotros".

Además, ha hecho mención a "otros que se encuentran en el exilio por sus ideas", a los "valientes batalladores por la libertad, la igualdad y la fraternidad", como Jordi Cuixart, Jordi Sánchez, Oriol Junqueras, Quim Forn, Carles Puigdemont, Tamara Carrasco, Meritxell Serret, Toni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Anna Gabriel, Josep Rull, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Raül Romeva, Jordi Turull, Marta Rovira i Adrià Carrasco, reivindicando su libertad y apelando, con todo, a la lucha de la lengua y cultura catalana.

Contador