La firma de hipotecas sobre viviendas bajó un 14,2% en Baleares en julio

Pisos
Europa Press - Archivo
Publicado 01/10/2018 9:26:33CET

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La firma de hipotecas sobre viviendas bajó un 14,2 por ciento en Baleares en julio en comparación con el mismo mes de 2017, y alcanzó las 880 constituidas, según los datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cambio, en términos mensuales, la firma de hipotecas ascendió un 11,5 por ciento en las Islas, a diferencia del conjunto del país, donde descendió (4,3 por ciento).

Para constituir las 880 hipotecas sobre viviendas, las entidades financieras prestaron 186,7 millones de euros, un 25,3 por ciento más que hace un año y un 29,2 por ciento más que en junio de 2018.

Además de las 880 hipotecas constituidas sobre viviendas en Baleares, en julio se hipotecaron 1.137 fincas urbanas por un importe de 256,1 millones de euros, y seis solares por valor de 1,5 millones de euros.

DATOS NACIONALES

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 29.287 el pasado mes de julio, su cifra más alta en este mes desde 2011 y un 14,6 por ciento superior a la del mismo mes de 2017.

Con este repunte interanual, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena cuatro meses de tasas positivas y amplía el aumento que registró en junio, que fue del 3,9%.

El importe medio de las hipotecas sobre viviendas creció un 2,1 por ciento respecto a julio de 2017, hasta los 125.120 euros, mientras que el capital prestado subió un 17 por ciento en tasa interanual, hasta situarse en 3.664,3 millones de euros.

En tasa mensual (julio sobre junio), las hipotecas sobre viviendas se redujeron un 4,3%, mientras que el capital prestado bajó un 3,3%. En ambos casos se trata de su menor recorte en este mes desde 2015.

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en julio fueron Madrid (5.713), Andalucía (5.382) y Cataluña (5.120).

Las mayores tasas de variación anual se dieron en Extremadura (+38,9%) y Comunidad Valenciana y La Rioja, ambas con un repunte del 28,1%. Los únicos descensos interanuales en las hipotecas sobre viviendas correspondieron a Aragón (-24%), Baleares (-14,2%) y País Vasco (-1,5%).

El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas alcanzó el pasado mes de julio el 2,59%, frente al 2,76 por cientodel mismo mes de 2017, con un plazo medio de 24 años.

El 59,9 por cientode las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable, en contraste con el 40,1 por cientoque se firmó a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable se situó en el 2,36%, frente al 3 por cientode las de tipo fijo.

SUBEN LAS FINCAS HIPOTECADAS

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante el séptimo mes del año se constituyeron 40.500 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de estas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un incremento del 14,7 por ciento respecto a julio de 2017.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos subió un 14 por ciento respecto al mismo mes de 2017, hasta los 5.579,5 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 137.766 euros, un 0,6 por ciento menos.

El tipo de interés medio al inicio para el total de fincas se situó en el 2,55%, un 6,3 por ciento inferior al de julio de 2017, con un plazo medio de 22 años. Para las hipotecas a tipo variable, que representan el 62,3 por ciento del total, el tipo de interés medio fue del 2,32 por ciento al inicio, mientras que se situó en el 3,07 por ciento para las de tipo fijo.

CAMBIOS EN LAS CONDICIONES

En cuanto a las hipotecas con cambios registrales, sumaron 5.586 en julio, un 12 por ciento menos que en el mismo mes de 2017. En viviendas, el número de hipotecas que modifican sus condiciones retrocedió un 2,3%.

Atendiendo a la clase de cambios en las condiciones, en julio se produjeron 4.499 novaciones (o modificaciones producidas con la misma finalidad financiera), con un descenso interanual del 8,2%.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 33,5%, mientras que el número de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) aumentó un 5,6%.

De las 5.586 hipotecas que cambiaron sus condiciones el pasado mes de julio, el 40,4 por ciento se debieron a modificaciones en los tipos de interés.

Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo subió desde el 8,7 por ciento al 14,3 por ciento y el de hipotecas a interés variable cayó del 90,7 por ciento al 85,1%.

El euríbor es el tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas a tipo variable tanto antes del cambio (78,4%) como después (79%).

Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo retrocedió 1,2 puntos, mientras que el de las hipotecas a tipo variable bajó 1,1 puntos.