Actualizado 25/05/2011 16:22 CET

La Fundación para Personas con Discapacidad de Menorca firma este jueves el convenio con la Fundación Hesperia

MENORCA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El gerente de la Fundación para Personas con Discapacidad de Menorca, Manel Pons, será recibido en audiencia este jueves por los Príncipes de Asturias en el Palacio de la Zarzuela con motivo de la firma de los convenios de colaboración con la Fundación Hesperia, creada a petición expresa del fallecido empresario de Ciutadella Juan Ignacio Balada Llabrés.

Don Felipe y Doña Letizia recibirán también a los representantes de Cruz Roja, Cáritas y del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, tres entidades a las que la Fundación Hesperia destinará una subvención total de 135.000 euros para llevar a cabo sus proyectos, tal y como informa este miércoles la Casa Real a través de un comunicado.

En concreto, la Fundación para Personas con Discapacidad de Menorca recibirá 140.000 euros, 45.000 a través de la Fundación Hesperia y 95.000 del dinero que percibieron directamente los Príncipes de la herencia de Balada. Esta aportación se utilizará para financiar un proyecto de inserción en el mercado laboral de jóvenes discapacitados.

Por su parte, Cáritas España percibirá 45.000 euros que permitirán desarrollar un programa que pretende la reintegración de los jóvenes que hayan abandonado sus estudios en el sistema educativo o fomentar su acceso al mercado laboral.

También, Cruz Roja obtendrá 45.000 euros para llevar a cabo un proyecto que facilite el cuidado y la atención educativo a menores en situación de riesgo o exclusión social.

Finalmente, la Fundación Hesperia financiará con 45.000 euros un proyecto de investigación en el ámbito de las enfermedades raras coordinado por la doctora Aurora Pujol Onofre, investigadora del ICREA y jefa del Grupo de Enfermedades Neurometabólicas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge. A través de este programa se investigará la enfermedad neurológica denominada adrnoleucodistrofia.

"Con estos primeros proyectos, la Fundación Hesperia comienza a destinar la parte de la herencia recibida del señor Balada a fines de carácter educativo y social", señalan desde la Casa Real.