El Govern comienza a distribuir a los ganaderos las balas de alfalfa de la campaña de ayuda contra la sequía

Publicado 05/09/2019 17:27:28CET
Balas de alfalfa que se distribuirán a los ganaderos de Mallorca y Menorca.
Balas de alfalfa que se distribuirán a los ganaderos de Mallorca y Menorca.CAIB

A Menorca llegarán 700 toneladas de alfalfa en bala, y a Mallorca, 150

PALMA DE MALLORCA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ya ha comenzado a distribuir entre los ganaderos las primeras cuatro plataformas de balas de alfalfa para ganado vacuno de Menorca, en el marco de la campaña de ayuda contra la sequía.

Así lo ha anunciado este jueves la Conselleria en una nota de prensa en la que apunta la previsión es que la próxima semana lleguen a las explotaciones de Mallorca.

Se distribuirán 700 toneladas de alfalfa en bala en Menorca y a Mallorca llegarán 150 toneladas. La Conselleria hace la distribución a través del Servicio de Mejora Agraria y Pesquera (Semilla).

Desde la Conselleria han recordado que Semilla ofreció el pasado mes de mayo una ayuda especial para la sequía destinada a alimento para ganado, por un total de un millón de euros. Sin embargo, las ofertas que se presentaron al concurso no cubrían la totalidad de la demanda por la escasez general de alfalfa, también en la Península. La Conselleria ha realizado diversas gestiones y prevé que en las próximas semanas se pueda cubrir la demanda, tanto de alfalfa en bala como granulada.

Para cubrir el total de la demanda, se ha hecho una prórroga del contrato anterior por insuficiencia de oferta, y, de este modo, los plazos de entrega se acortan a la mitad.

La alfalfa granulada es un alimento principalmente destinado a ganado ovino y porcino. En total, se han recibido 198 solicitudes de comida para vacuno, 526 para ovino y 19 para porcino.

Por otra parte, la Conselleria ha avanzado que trabaja en un plan de actuación sobre el agua, la agricultura y la ganadería bajo la perspectiva del cambio climático, "para reducir su impacto al máximo posible". Para ello se creará un grupo de trabajo encargado de evaluar las necesidades del sector, la disponibilidad de agua, la situación de infraestructuras de regadío -tanto disponibles como previstas- y las previsiones de futuro.

Contador