Actualizado 28/08/2020 12:03:36 +00:00 CET

El Govern deja en un 75% el aforo máximo para bares y restaurantes de hasta 50 personas

Una terraza de un café-restaurante de Ciutadella.
Una terraza de un café-restaurante de Ciutadella. - EUROPA PRESS - Archivo

La resolución adelantada el miércoles finalmente permitirá un aforo superior para los locales de menor capacidad

PALMA DE MALLORCA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Govern balear ha fijado en un 75% el aforo máximo en interior y exterior para bares y restaurantes con capacidad para 50 personas y en un 50% para el resto de establecimientos, con el objetivo de hacer frente al aumento de contagios por coronavirus en las Islas.

Así lo ha señalado este viernes la portavoz del Ejecutivo autonómico, Pilar Costa, quien ha explicado que la resolución adelantada el miércoles finalmente permitirá un aforo superior para los bares de menor capacidad.

La resolución, que incluye nuevas medidas para hacer frente a la pandemia de la COVID-19, todavía no se ha publicado en el Boletín Oficial de Baleares (BOIB), aunque está previsto que se haga a lo largo de este viernes.

Las restricciones que afectan a aforos en bares y restaurantes entrarán en vigor este próximo lunes, mientras que el resto estarán vigentes desde el momento de la publicación este viernes.

Costa ha especificado que las multas por incumplir las nuevas restricciones --como la de no fumar en espacios públicos-- son las ya fijadas en el decreto que regula el régimen sancionador, es decir, que van de los 100 a los 3.000 euros en las infracciones leves.

((Habrá ampliación))

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Italia celebra este domingo un referéndum sobre la reducción de parlamentarios de la Cámara y el Senado

  2. 2

    Enrique Ponce y Ana Soria, pillados paseando en Nimes de lo más enamorados

  3. 3

    Carla y Caritina Goyanes se despiden de su abuela, Nena Perojo

  4. 4

    Detenidas 30 personas e incautadas seis toneladas de hachís en otra operación en Cádiz

  5. 5

    Sánchez descarta volver a confinar España aunque reconoce que "no puede cerrar ninguna puerta"