Publicado 19/12/2021 10:45CET

El IMAS cumple 30 años fomentando la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad

Alumnos del curso 'Raixa 2021' realizando una formación práctica.
Alumnos del curso 'Raixa 2021' realizando una formación práctica. - CONSELL DE MALLORCA

Actualmente 10 alumnos participan en el curso 'Raixa 2021', dentro del programa 'SOIB 30 Formación y Ocupación'

PALMA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha cumplido 30 años fomentando la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad.

Según ha informado el Consell este domingo en una nota de prensa, fomentar la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad es un objetivo primordial del IMAS que, desde el año 1991, lleva a cabo diferentes proyectos e iniciativas para dar respuesta a las necesidades de la parte del colectivo en edad de búsqueda de trabajo para facilitar su inserción sociolaboral.

En esta línea, este año, la institución insular ha vuelto a poner en marcha la quinta edición del proyecto 'Raixa 2021'. Un programa subvencionado por el SOIB, en el que 10 alumnos mayores de 30 años inscritos como demandantes de empleo y con una discapacidad mínima acreditada del 33% reciben formación teórico-práctica acerca del mantenimiento de jardines en la finca pública, gestionada por el departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell.

"Trabajamos para que todo el mundo tenga las mismas oportunidades, para la plena autonomía e inclusión de todas las personas. Por eso, además del curso de Raixa, que llevamos a cabo con el SOIB, en la actualidad 10 alumnos más se forman en la sede central del IMAS para obtener el certificado de profesionalidad de Auxiliar de cocina y, además, tenemos concertadas 1.170 plazas de servicios ocupacionales con 10 entidades", ha explicado la consellera insular de Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Sofia Alonso.

La duración del curso, que empezó el pasado mes de octubre, es de nueve meses y tiene un formato mixto, puesto que combina formación con trabajo efectivo remunerado. Este hecho posibilita la puesta en práctica de todos los conocimientos adquiridos en la parte didáctica, contribuye a recuperar los espacios agrícolas de la finca y a mantener en buenas condiciones los jardines.

Por otro lado, la formación se complementa con 15 horas de orientación laboral, en las que se hace un seguimiento psicosocial y se trabajan las habilidades laborales con la intención de llevar a cabo una atención integral que favorezca la inserción laboral del alumnado. Igualmente, para complementar la preparación del alumnado y facilitarle la entrada al mundo laboral, el IMAS cuenta con la colaboración de una docena de empresas del sector de la jardinería y la agricultura.