Actualizado 10/06/2011 19:00 CET

Mallorca registra cada año 74 nuevos casos de melanoma

Clínica Juaneda
CLÍNICA JUANEDA

PALMA DE MALLORCA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Mallorca registra cada año cerca de 74 nuevos casos de melanoma (40,7 en mujeres y 33,7 hombres), considerado el más mortal de los cánceres de piel, según los datos del último Registro de Cáncer de la isla dados a conocer con motivo del Día europeo de la prevención del cáncer de piel, que se celebra el próximo lunes.

En un comunicado, desde la Clínica Juaneda han explicado que anualmente se registran en España 3.200 casos nuevos de cáncer de piel, de los cuales entre un 60 y un 90 por ciento son producidos por la exposición solar. La Asociación de Dermatología de España indica que una de cada 60 personas desarrolla cáncer de piel a causa de una incorrecta exposición al sol.

"La exposición al sol entraña beneficios y riesgos. Entre los beneficios encontramos que el sol es necesario para la producción de la vitamina D, imprescindible para mantener una correcta calcinación de los huesos", ha explicado el dermatólogo de la Clínica Juaneda, Antonio Olives, quien ha manifestado que, por el contrario, la exposición abusiva o sin las medidas protectoras pertinentes puede causar daños como quemaduras, fotoenvejecimiento o el desarrollo de tumores cutáneos.

Tal y como ha apuntado, los efectos nocivos del sol no los causan la iluminación que genera ni el calor que desprende, sino la radiación ultravioleta (UV) que emite, un espectro electromagnético continuo que ha sido separado en tres formas: los UVA, UVB y UVC, siendo la más nociva de ellas la UVB de un espectro de 290 - 320 nm.

En este contexto, ha apuntado que el melanoma maligno, el más temido de los tres cánceres, ha aumentado en los últimos años. Su aparición se debe a dos factores, una predisposición genética y las quemaduras solares importantes en la infancia. 2Por ello es importantísimo que protejamos correctamente a nuestros hijos del sol durante la infancia", explica Olives.

En este contexto, ha señalado que la fotoprotección "es la espina dorsal de la lucha contra el cáncer de piel. Una vez el daño está hecho se puede intentar remediar pero el resultado de la efectividad del remedio, por sofisticado que sea, nunca equivaldrá a la consecución de que el daño jamás se hubiese producido", afirma el doctor.

Por ello, asevera que utilizar una fotoprotección adecuada de forma correcta es fundamental para la salud de la piel. "Por una fotoprotección adecuada, para la mayoría de pieles en nuestro país, se entiende un factor de protección 15-20 SPF o FPS. Correctamente quiere decir durante toda estancia fuera de casa, independientemente de las condiciones meteorológicas. Y debemos recalcar también la necesidad de su uso en los días nublados, ya que las nubes no impiden el paso de las radiaciones ultravioletas", precisa.

Además, para protegerse del cáncer de piel es necesario evitar en la medida de lo posible ir a la playa y estar al aire libre en las horas centrales del día, según añade. "En España el sol está en su cénit entre las 12.00 y las 16.00 horas y durante estas cuatro horas emite aproximadamente dos tercios de la radiación UVB de todo el día", señala el dermatólogo.

Otras medidas protectoras complementarias incluyen usar gafas y barras de labios de protección solar; llevar sombreros o gorras; extremar la precaución en las zonas más sensibles como cara, cuello, calva, escote, orejas y empeines; aplicar el protector cada 3 - 4 horas, sobre todo si la sudoración es excesiva, así como tras cada baño de más de 20 minutos; y conseguir un bronceado progresivo con primeras exposiciones cortas de no más de 10 minutos y fotoprotección solar.