Actualizado 25/06/2014 12:36 CET

Manos Limpias ve "difícil" que la Audiencia revoque el auto de Castro porque está "muy bien fundamentado"

La Infanta Cristina abandona los juzgados de Palma
REUTERS

Critica que el juez instructor "haya dejado escapar" a Rita Barberá, Alfonso Grau, Francisco Camps y Ruiz-Gallardón

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en el 'caso Nóos', ha advertido de que el auto dictado este miércoles por el juez instructor del 'caso Nóos', José Castro, en el que mantiene la imputación de la Infanta Cristina, está "muy bien fundamentado", por lo que va a ser "muy difícil" que la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca lo revoque.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha dicho que, a los recursos que presentarán contra el auto la Fiscalía Anticorrupción, la defensa de la Infanta y, posiblemente, la Abogacía del Estado, se sumará que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, "se van a mover" para, "entre comillas, recomendar o presionar" a la Audiencia.

Sin embargo, "va a ser muy difícil que la Audiencia Provincial revoque el auto de imputación en su totalidad", ha dicho Bernad, que considera que el anterior, dictado por el juez Castro en abril de 2013, "estaba muy bien fundamentado" y que esta vez va a ser "mucho más difícil" anularlo.

Por lo tanto, "habrá juicio oral", y lo "previsible" es que, aunque cuando se imputó a la Infanta por primera vez "el lobby de Zarzuela funcionó muy bien" porque fue desimputada, en esta ocasión "se sentará en el banquillo". "Nosotros estamos preparando ya el escrito de acusación", ha agregado.

QUE LA INFANTA ESTÉ IMPUTADA ES "DE SENTIDO COMÚN"

El secretario general de Manos Limpias ha celebrado que doña Cristina siga imputada por un presunto delito de blanqueo de capitales y dos delitos fiscales en relación con las actividades de la sociedad Aizoon, de la que era socia junto a su marido Iñaki Urdangarin. A su entender, está decisión se basa en "el sentido común".

"No es ninguna ama de casa que no supiera nada, tiene una gran formación personal" y "los dos matrimonios" --la Infanta e Iñaki Urdangarin y el socio de este, Diego Torres, y su mujer-- "se reunían prácticamente una vez por semana y trataban temas de negocios", ha asegurado. Por consiguiente, "no se puede amparar en que desconocía las actividades de su marido, era muy burdo decir que no tenía ni idea y que firmaba en barbecho", ha añadido.

Por otro lado, Bernad ha criticado que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca "haya dejado escapar" a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, al vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y a Ruiz-Gallardón como exalcalde de Madrid, que "tenían que estar imputados", al igual que el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, en su opinión.

No obstante, ha indicado que si José Castro hubiera imputado a estas personas, "se le habría escapado la causa" al Tribunal Supremo --donde sería juzgado el ministro de Justicia-- y al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.