Actualizado 28/11/2007 18:57:12 +00:00 CET

Nota de sustitución a la noticia "Baleares necesitaría cuatro archipiélagos para absorber la contaminación que produce"

Esta noticia sustituye a la anterior por un error ortográfico en el titular

PALMA DE MALLORCA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Baleares necesitaría disponer de la masa forestal de cuatro archipiélagos para asumir la cantidad de contaminación que produce, ya que la huella ecológica que provoca el actual ritmo productivo de las islas es 5,7 veces superior a su biocapacidad, según se desprende del Informe de Coyuntura Económica del Govern, que incluye por primera vez indicadores medioambientales.

El conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Carles Manera, presentó hoy junto al director general de Economía, Andreu Sansó, el análisis correspondiente al tercer trimestre, en el que se indica que Baleares, junto con el resto de la zona mediterránea, Canarias, Madrid y Euskadi es la región que presenta el déficit ecológico más acusado del Estado.

Manera atribuyó este elevado coste ambiental a la pauta de crecimiento que hasta ahora mantenía Baleares, "expansiva" en cuanto a consumo de territorio e "intensiva" en consumo energético --cada vez es necesaria una mayor cantidad de energía para producir la misma riqueza--. "Lo importante no es cuánto se crece sino cómo se crece. Probablemente podemos crecer menos pero mejor", dijo.

En este sentido, reiteró la intención del Govern de apostar por infraestructuras menos agresivas con el entorno y que generan bienestar colectivo, "como impulsar el sector social y la investigación", mencionó. "Toda actividad económica genera contaminación. Se trata de escoger la mejor opción para minimizar en la medida de lo posible ese impacto. Es preferible una red de transporte público potente que invertir en grandes autovías", añadió.

Según afirmó, el Ejecutivo balear seguirá a partir de ahora estos indicadores de consumo medioambiental con el objetivo de aumentar la eficiencia energética y la concienciación institucional y empresarial para así permitir que un crecimiento de la economía no implique un aumento de la energía consumida, reduciendo el impacto sobre el entorno natural.

El informe apunta que el peso de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de Baleares sobre el conjunto del Estado ha pasado del 2,08% al 2,34% entre 1990 y 2005, un aumento que se explica porque el ritmo de crecimiento de las emisiones de las islas ha sido en ese periodo del 3,54%, superior a la tasa de acumulativo estatal situada en el 2,71%.

Otros datos hacen referencia al porcentaje que representan las energías renovables en Baleares en relación al consumo bruto del archipiélago (2,9% en 2005 frente al 6% de media española) y a la generación de residuos sólidos urbanos en Mallorca (500.000 toneladas hasta septiembre de 2007, un 2,6% más que el año anterior).

En cuanto al tratamiento de los residuos, Mallorca es la única isla con incineradora, a la que se destina el 44% de lo producido, mientras que el 36% va a parar al vertedero y el 18 por ciento a la metanización. Los datos de recogida selectiva hasta agosto de este año indican que en Mallorca (salvo Palma) se recogieron 23.000 toneladas (+16%), mientras que Menorca registró el menor incremento (+7%) e Ibiza el mayor (+23%).

El informe de Conselleria también destaca la mejora de la situación de los acuíferos y los embalses. Las mayores lluvia de este año, sobre todo en Ibiza y Mallorca, han beneficiado los acuíferos permitiendo que en la isla mayor se encuentren al 50% de su capacidad, los de Menorca al 49% y los de Ibiza al 62%, todos entre dos y cuatro puntos porcentuales por encima del mismo periodo del año anterior.

Los embalses principales de Mallorca disponen de 10 puntos más de agua de la que tenían el año pasado. Cabe sumar el agua desalada, que en septiembre alcanzó un acumulado de 19,6 hectómetros cúbicos (-4,8%). Acerca de la calidad del aire, Palma es el único punto del archipiélago con una concentración de polución significativa, aunque permanecen en niveles muy por debajo de los límites de salubridad. Todas las islas registran concentraciones relevantes de ozono y partículas.

PREVISIÓN DEL 2,8 POR CIENTO

El conseller indicó que la previsión de crecimiento económico para las islas en el próximo año es del 2,8%, mientras que el aumento interanual registrado en el tercer trimestre de 2007 fue del 3,1%, una décima más que en los trimestres precedentes. Este aumento es superior al de la zona euro (2,6%), pero menor que el del conjunto del Estado.

El informe subraya que los servicios y la construcción son las más dinámicas. Los servicios turísticos se mantuvieron estables durante el segundo trimestre y en el tercero se mostraron más favorables. El comercio muestra una evolución al alza, mientras que los servicios financieros moderan su crecimiento debido a la ralentización del mercado inmobiliario. La construcción continúa siendo la rama más dinámica, con un 3,8%, aunque se prevé una menor actividad a medio plazo.

En el sector turístico destaca el aumento del número de turistas llegados al archipiélago --Mallorca +4% más, Menorca +3,9% y Pitiusas +13,6%. El número de pasajeros aterrizados a los aeropuertos baleares continúa en ascenso, con un 5,4%. En cuanto a los ingresos hoteleros, presentan los mejores resultados desde 2004. El gasto turístico permanece casi estable en términos reales durante el tercer trimestre y aumenta el gasto medio diario, con un 12,6% de variación. La recuperación económica de Alemania y el mantenimiento del Reino Unido permiten unas buenas previsiones para la próxima temporada turística.

Por otra parte, sube la demanda interna de energía, así como las exportaciones de ropa y complementos con un 12,2%, y la bisutería un 7,6%, mientras caen ligeramente las exportaciones de calzado. La industria continúa mostrando un crecimiento suave del 1,4% y la agricultura presenta una campaña regular, mientras que la pesca mejora las cifras de valor de captura.

Se continúa creando empleo en todas las islas, con una cifra récord de afiliados a la Seguridad Social del mas de octubre, con 442.824 afiliados (2,3% más que hace un año). Sin embargo, la cifra de parados es ligeramente superior al mismo periodo del año anterior.

Por lo que respecta al consumo, la mayoría de los indicadores muestran una estabilidad en la tendencia. Los buenos resultados de la temporada turística impulsan el mantenimiento del consumo interior, que parece no verse afectado por la subida de los tipos de interés.

EVOLUCIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN

Manera explicó que el Informe de Coyuntura incorporará a partir de ahora un estudio monográfico cada vez de un sector cuya evolución se considere relevante para el conjunto de la economía balear. En esta ocasión, se trata de un análisis del sector de la construcción balear entre 2000 y 2006 realizado por el profesor del Departamento de Economía Aplicada de la UIB, Llorenç Pozo.

El estudio demuestra que los ritmos de crecimiento y decrecimiento de este sector son más acusados que los del conjunto de la economía, mientras el resto de sectores económicos presentan dificultades para recuperar los ritmos de crecimiento más elevados. Su peso dentro del mercado laboral es importante es el responsable del 30% del nuevo empleo. De hecho, este porcentaje de la nuevo empleo es muy superior a su peso dentro la economía.

En cuanto a la productividad del sector, tanto en la economía española como en la balear se observan dificultades para aumentar su eficiencia --Baleares es la comunidad peor situada en 2000-2006--. La construcción de las islas tiene una productividad "sustancialmente inferior" a la media de la economía. Según el análisis, el desvío de recursos desde otros sectores hacia la construcción, y en concreto hacia la edificación residencial puede que tenga efectos positivos inmediatos sobre el PIB, pero mengua las posibilidades a medio y largo plazo, reduciendo el potencial de crecimiento.