Publicado 04/03/2021 11:44CET

Un operativo especial reforzará la vigilancia de las normas COVID-19 este fin de semana

La terraza de una cafetería en Palma, el pasado martes en el primer día de reapertura.
La terraza de una cafetería en Palma, el pasado martes en el primer día de reapertura. - Isaac Buj - Europa Press

   Se están tramitando sanciones por incumplimientos de las medidas sanitarias por valor de más de 2,1 millones de euros

   PALMA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Govern, la Delegación del Gobierno y los ayuntamientos han diseñado un operativo especial para reforzar la vigilancia de las normas COVID-19 este fin de semana en Baleares, el primero en el que podrán abrir las terrazas después de más de un mes de cierre en Mallorca y Formentera.

   Así lo ha anunciado la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, en una rueda de prensa en la que ha avanzado que se insistirá en el cumplimiento de medidas como la limitación de aforos, la obligación de llevar mascarilla mientras no se consumen alimentos o bebidas y la prohibición de reunirse personas de más de dos núcleos de convivencia diferentes, entre otros aspectos.

   Las autoridades consideran que este fin de semana es "especial" debido al tiempo que han estado cerrados los bares y restaurantes -que sólo podían servir para llevar o a domicilio- y las restricciones a las reuniones sociales -limitadas hasta el pasado martes a convivientes-. "La gente tiene ganas de volver a socializar", ha reconocido la consellera.

   Además, Garrido ha avanzado que también se llevará a cabo un dispositivo especial en las playas porque con la llegada del buen tiempo "se empiezan a llenar de gente". La consellera ha recordado que en las playas "se aplican las mismas normas que en el resto de espacios".

MÁS DE 2,1 MILLONES DE EUROS EN SANCIONES

   Para reforzar el mensaje de prudencia, la consellera ha aportado datos sobre las sanciones impuestas hasta la fecha por incumplimientos de la normativa COVID-19, insistiendo en que estas multas se están aplicando efectivamente y que se cobrarán, si no es voluntariamente, por vía ejecutiva a través de la Agencia Tributaria.

   Así, ha detallado que hasta la fecha se han presentado 11.661 denuncias, la mayoría contra particulares, y que se están tramitando propuestas de sanción por un importe que supera los 2,1 millones de euros.