Actualizado 23/09/2007 16:57 CET

Las patronales pedirán al Govern que facilite el cambio de uso de hoteles ante el empuje del turismo residencial

La FEHM y la Agrupación de Cadenas quieren que se permita abandonar el sector a quien ya no quiera estar en él

PALMA DE MALLORCA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las patronales hoteleras de Mallorca pedirán al Govern balear que ponga en marcha el proceso para facilitar el cambio de uso de los establecimientos vacacionales, y conseguir así una reducción de la planta alojativa, ante el empuje del turismo residencial, que ya se estima en torno al 50 por ciento de la oferta existente en las islas.

Así lo manifestaron a Europa Press el presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Antoni Horrach, y su homólogo de la Agrupación de Cadenas Hoteleras, Aurelio Vázquez, quienes coincidieron en la necesidad de desarrollar una "capacidad de adaptación" de esta industria a los nuevos hábitos de los viajeros, que cada vez pasan en menor medida por ocupar plazas en sus establecimientos.

Por este motivo, Vázquez explicó que las patronales hoteleras celebrarán en breve una reunión con el conseller de Turismo, Francesc Buils, a quien pedirán que vuelva a convocar a la Mesa de Turismo para tratar la cuestión del cambio de uso, que confirmó que "viene derivado del exceso de oferta" y, aunque, advirtió que nadie puede dimensionarlo, porque "es incuantificable", recordó que hace años se especuló que en Mallorca sobraban unas 50.000 camas.

Sobre las causas de esta situación, el presidente de la Agrupación de Cadenas --y director general de Iberostar España-- explicó que, por un lado, "muchos productos en la oferta insular están agotados" y, por otro, "entran camas en el mercado en muchos puntos de la cuenca del Mediterráneo", además de la evolución en las preferencias de los clientes, que fuerza cambios en la estructura de esta industria.

Por su parte, Horrach afirmó que, en general, la rentabilidad hotelera en Mallorca "es baja" y adelantó que muchas de las empresas que ponen a la venta sus establecimientos "son cadenas que obtienen mayor rentabilidad en el Caribe", o bien, que desean dedicarse a otra actividad tras varias décadas de permanencia en un sector económico que ya no arroja los dividendos de antes.

En opinión de Aurelio Vázquez, "de lo que se trata es de favorecer que esos proyectos empresariales que existen tengan facilidad para salir o cambiar", porque "no se puede mantener amarrada a gente que ya no quiere estar en el negocio hotelero", especialmente, ante una oferta residencial que "realiza una competencia desleal", sentenció.

Y es que, para el representante de las cadenas, actualmente se está pasando de un modelo vacacional basado en la hotelería --reglado--, que hasta ahora venía siendo predominante, a otro basado en la oferta residencial --no reglado--, y ambos conviven en todas las zonas turísticas de Mallorca tras un periodo de cambio que consideró "muy importante y muy rápido", según expresó.

CRECEN LAS LLEGADAS, BAJA LA OCUPACIÓN

Como prueba de ello, Vázquez observó el hecho de que en los últimos quince años las cifras de llegada de pasajeros al Aeropuerto de Son Sant Joan "se han duplicado", mientras que la planta hotelera "se ha estabilizado" --con "crecimiento prácticamente nulo"--, y las ocupaciones hoteleras "han bajado". Con lo cual, "los turistas sólo pueden estar en la oferta residencial", concluyó.

Respecto a las posibilidades que se abren a los hoteles que quieren cambiar de uso, Antoni Horrach explicó que van desde la transformación en apartamentos o residencias, a la conversión en condominios e, incluso, al 'esponjamiento' para fines de interés municipal, como hacer del solar que ocupa el edificio una plaza, un párking o cualquier equipamiento urbano que necesite el núcleo turístico.

Sin embargo, para alcanzar el cambio de uso de los establecimientos hoteleros, es necesario superar numerosos problemas, que van desde las reticencias de las instituciones y los sindicatos --representados en la Mesa sectorial-, a los escollos técnicos derivados de las ordenanzas urbanísticas, que son diferentes en cada municipio.

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, que engloba a la Agrupación de Cadenas Hoteleras, está integrada actualmente por un total de 920 establecimientos alojativos de todo tipo, que suman unas 230.000 camas. Un 29 por ciento del total, corresponden a cadenas hoteleras, mientras que el resto pertenecen principalmente a empresas familiares.

Lo más leído

  1. 1

    Page convoca este lunes Consejo de Gobierno para endurecer las medidas ante el avance del virus

  2. 2

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  5. 5

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes