El programa Llars de Menorca obtiene este año "una gran respuesta" por parte del colectivo inmigrante

Actualizado 24/08/2007 20:56:53 CET

MENORCA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El programa Llars de Menorca, destinado a poner a disposición de las personas más desfavorecidas una vivienda con alquileres asequibles, está teniendo "una gran respuesta", según aseguró el nuevo conseller de Ciudadanía y Familia, Joan Marquès, en declaraciones a Radio Menorca recogidas por Europa Press.

En estos momentos, la bolsa de alquiler de este programa dispone de 24 pisos y una treintena de habitaciones. Según Marquès, "sus usuarios son, mayoritariamente, inmigrantes que acaban de llegar a Menorca y tienen dificultades para alquilar una vivienda".

De hecho, Cruz Roja y el Consell Insular realizan el papel de mediadores con los propietarios para encontrar pisos a precios asequibles para estas personas. El Ejecutivo insular aporta 35.000 euros al programa Llars y también reserva una partida económica "para salvaguardar a los propietarios de posibles impagos".

Durante 2006, el programa atendió a 163 usuarios, que, "teniendo en cuenta que en algunos casos este usuario era el cabeza de familia, la cifra se traduce en 451 personas. En lo que llevamos de año tenemos 152 expedientes abiertos y hemos atendido a 365 personas".

De todos modos el conseller quiso matizar que estos datos "no significan que se haya producido un incremento significativo de inmigrantes, sino que se debe al buen trabajo que se está llevando a cabo y al mayor conocimiento por parte de los recién llegados" argumentó Marquès.