Publicado 02/09/2021 16:19CET

Prohens lamenta que las ayudas del Govern "llegarán tarde" y advierte que 4.000 empresas ya han cerrado

La presidenta del PP balear, Marga Prohens, y el presidente del PP de Palma, Jaime Martínez, en un establecimiento de hostelería que cerrará debido a la crisis del COVID.
La presidenta del PP balear, Marga Prohens, y el presidente del PP de Palma, Jaime Martínez, en un establecimiento de hostelería que cerrará debido a la crisis del COVID. - PP

PALMA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP balear, Margalida Prohens, ha lamentado este jueves que las ayudas del Govern a empresas y pymes "llegarán tarde", advirtiendo de que ya han cerrado 4.000 negocios en el último año, ha asegurado.

Así se ha expresado Prohens en una rueda de prensa en la que ha avisado de que miles de empresas "no han recibido ni un euro" de los 855 millones asignados por el Gobierno estatal a Baleares.

Prohens ha responsabilizado al Govern del cierre de negocios por la "mala gestión" de las ayudas, incidiendo en que deberían haberse pagado "a finales de julio".

Por ello, "frente a la política de autocomplacencia y de despacho" del Govern, "el PP está llevando a cabo una política a pie de calle y comprometida con la realidad" de los autónomos y empresarios, ha sostenido la que también es diputada en el Congreso por Baleares.

La líder del PP balear, que ha estado acompañada por el presidente de la Junta Territorial de Palma, Jaime Martínez, ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en un establecimiento del Passeig Marítim que cerrará al público en breves semanas debido a la crisis.

Desde el PP han informado de que esta misma familia ya tuvo que cerrar el año pasado otro local en Ciutat Jardí y se ha visto obligada a prescindir de una plantilla de hasta 19 empleados. Actualmente trabajan el propietario, su esposa y su hijo.

"Esta es la realidad de las 4.000 empresas que han cerrado en Baleares, de la caída de un 70 por ciento en la facturación. Es la realidad de un bar que funcionaba bien y de unas ayudas que tenían que llegar y no han llegado. Es la realidad de uno de esos empresarios que no ha recibido ni un euro de los 855 millones vendidos a bombo y platillo por el Govern", ha protestado Marga Prohens.

En este contexto, Prohens ha censurado "la soberbia y el encierro en el Consolat" de un Govern "que no ha hecho un solo esfuerzo para ponerse al nivel de la ciudadanía". Además, ha añadido que "no cabe la autocomplacencia y ponerse medallas" cuando la hostelería ha sido "criminalizado y perseguido desde el sectarismo y la ideología cuando la realidad es que han cumplido y se ha adaptado a las exigencias del Govern".

Contador

Para leer más