Rabasco y Tomàs comparecen mañana en la Audiencia Provincial para ser juzgados por delitos de fraude con fondos públicos

Actualizado 06/07/2008 17:31:23 CET

PALMA DE MALLORCA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex concejal de Agrupación Social Independiente (ASI) en Llucmajor, Joaquín Rabasco, y el alcalde de este municipio, Lluc Tomàs, comparecerán mañana a partir de las 10.30 horas ante la Audiencia Provincial de Palma para ser juzgados por delitos por presunto fraude de fondos públicos, en el marco de un juicio oral que se celebrará entre mañana y el próximo viernes.

La acusación postula que, entre 1999 y 2002, Tomàs permitió y auspició el envío de más de un millón de euros de las arcas municipales a empresas ligadas al ex edil, que será defendido por el abogado Ramón Riutort mientras que el alcalde será representado por los letrados Rafael Perera y Bernardo Garcías.

En concreto, Rabasco está acusado de los delitos de negociaciones prohibidas, cohecho, fraude a la administración y alzamiento de bienes, por los que la Fiscalía solicita 12 años de prisión, mientras que para Tomàs pide diez años menos por negociaciones prohibidas y fraude. Asimismo, también está imputada la amiga de Rabasco y ex secretaria y ex administrativa de ASI, María del Amor Aldao, a quien se le atribuyen las mismas faltas que al ex concejal aunque con una pena de diez años.

Mientras tanto, la acusación particular, representada por el abogado y diputado socialista Antoni Diéguez, pide penas en un sentido "prácticamente idéntico" a las de la Fiscalía, según señaló hoy a Europa Press el propio Diéguez. Así, solicita 11,5 años de cárcel para Rabasco por siete delitos de corrupción, 9,5 años para Aldao por y tres años para Tomàs. No obstante, Diéguez confirmó que no estará presente durante el juicio y será sustituido por otra letrada.

Según explica el escrito de acusación, la trama por la que están acusados Rabasco, Tomàs y Aldao, denunciada en 2001 por el entonces regidor del PSOE en Llucmajor, Juan José Mestre, arrancó en 1999, cuando Aldao constituyó la sociedad Majo Sport y nombró a Rabasco -que entonces ya era concejal en Llucmajor- como apoderado de la misma, consciente de la incompatibilidad de este cargo con el que ejercía en el Ayuntamiento (desde 1987) junto con el de segundo teniente de alcalde y alcalde pedáneo de S'Arenal (ambos desde 1999).

Con capacidad total para administrar esta sociedad, el ex dirigente de ASI gestionó desde el Consistorio la adjudicación a Majo Sport de diversos contratos por un valor total de 114.789 euros, aunque únicamente se le han imputado pagos por 56.125 euros. Todo ello bajo la autorización de Tomàs, quien pese a conocer la estrecha relación de Rabasco y Aldao decidió seguir las indicaciones del concejal.

El primer edil había acordado que Rabasco le prestaría su apoyo en las decisiones y votaciones municipales y, a cambio, éste fue nombrado alcalde pedáneo de S'Arenal, segundo teniente de alcalde de Llucmajor y concejal de Deportes y Fiestas. Asimismo, facilitó la adjudicación y contratación de espectáculos a la red de sociedades que el regidor designó, viéndose beneficiadas durante tres años, además de Majo Sport, Tenedi Ambiente, Rodema Swin y Retsar Music, creadas por Aldao con la ayuda de Rabasco para aprovechar su condición de concejal.

CONTRATOS POR MÁS DE UN MILLÓN DE EUROS

En concreto, la sociedad Tenedi Ambiente, que carecía al igual que las demás empresas de toda experiencia en el sector del comercio, contrató servicios del Ayuntamiento por valor de 254.339 euros, mientras que Rodema Swin facturó 33.114 euros y y Retsar Music, 662.223 euros. Y aunque los técnicos municipales advertían a Tomàs de la ilegalidad de las facturas y contratos, éste dictó numerosas resoluciones y edictos dirigidos a beneficiar a las sociedades de Aldao pese a suponer el perjuicio económico del Consistorio.

Cabe destacar que, para conseguir que estas empresas fuesen contratadas sin posible competencia, el alcalde permitía que éstas obtuvieran contratos de exclusividad para actuaciones y fiestas que serían programadas por la Administración local muchos meses después, entre ellas interpretaciones de Sergio Dalma, Tam Tam Go, José de la Vega y Malena Gracia.

Posteriormente, y con intención de eludir las responsabilidades derivadas de sus delitos y ocultar la totalidad de sus activos patrimoniales, tanto Rabasco como Aldao llevaron a cabo reintegros y desinversiones a fin de que los fondos obtenidos de su actividad delictiva pudieran ser localizados por la justicia, tal y como se describe en los informes del Grupo de Blanqueo y Delitos Monetarios de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.